Milhojas de merengue


Empezaremos preparando el merengue. En este caso el merengue italiano.
El merengue suele ser una preparación muy temida pues el más mínimo error puede echarlo todo por tierra. Intentaré explicarlo lo más detalladamente posible. Empezaré por decir que las cantidades deben ser exactas y que para tener asegurado el resultado debemos contar con la ayuda de un termómetro de cocina. No es demasiada inversión y nos asegura el éxito en este tipo de preparaciones.
Ingredientes:
100 grms de claras
40 grms de azúcar
una pizca de sal.
Para el almíbar:
160 grms de azúcar
40 grms de agua
Preparación:
Empezaremos por preparar el almíbar. Pondremos en un cazo al fuego los 160 grms de azúcar con los 40 grms de agua. Cuando se aproxime a los 100 ºC debemos comenzar a batir las claras con una pizca de sal a máxima potencia con una batidora de barillas. Cuando alcancen el punto de nive les añadimos los 40 grms de azúcar y seguimos batiendo a media potencia.
Cuando el almíbar alcance los 120 ºC, retiramos del fuego y en forma de hilo, muy muy despacio vamos echando el almíbar sobre las claras que seguirán batiendo a media potencia el resto del proceso. Cuando se termine de echar el almíbar hay que seguir batiendo hasta que el merengue esté frío por completo. será un proceso largo pero de ello dependerá el éxito de nuestro merengue y que no se nos ague.
Importante, los utensilios utilizados deben estar muy muy limpios y secos. Yo despues de lavarlos los froto con medio limón. Las yemas deben estar a temperatura ambiente y es preferible colarlas. La más mínima presencia de yema en la clara arruinará la preparación. Si seguimos a raja tabla todos estos pasos obtendremos un merengue brillante y firme.
Si queremos que nos quede esa costra dura exterior, debemos meterlo unos minutos a horno fuerte.
Cogemos una plancha de hojaldre y la cortamos con la forma deseada. Yo hice tres discos. Los colocas en una fuente con papel de horno y encima colocas otra fuente del mismo tamaño que le haga peso para que no suba demasiado el hojaldre. Llevamos a horno a 180 ºC unos 15 minutos aproximadamente. Formamos capas alternando hojaldre y merengue. Espolovoreamos de azúcar glas y servimos.
Con estas cantidades no sale demasiada cantidad. Se pueden doblar, respetando siempre las proporciones.
Imprimir

Croissants rellenos de nutella


Ingredientes:

Una plancha de hojaldre
Nutella
Preparación:
Abrimos la plancha de hojaldre...


cortamos la masa en triángulos...


Echamos un poco de nutella en cada triángulo. Yo dejé dos para tomarlos sin nada...


Hacemos un corte en el medio de cada triángulo. Una imágen vale más que mil palabras...


Enrollamos cada triángulo sobre si mismo...


Doblamos las puntas hacia adentro...




Introducimos al horno a 200 ºC durante 20 minutos...


Y a comer!!

Palmeras de hojaldre


Una receta muy vista en Internet pero por si alguien tiene alguna duda aquí tenéis un paso a paso.


Ingredientes:
  • Una plancha rectangular de masa de hojaldre
  • Azúcar
Preparación:
    Abrimos la plancha de hojaldre y la espolvoreamos de azúcar. Bastante azúcar...



    Hacemos una pequeña marca en el medio la plancha de hojaldre. A continuación enrollamos la mitad del lado izquierdo de la masa de hojaldre hacia el centro como se ve en la foto.




    Hacemos lo mismo con el lado izquierdo y espolvoreamos de nuevo con azúcar...



    Cortamos tiras no muy gruesas y las ponemos en una bandeja forrada con papel de horno...

    Introducimos a horno precalentado a 200ºC hasta que estén doradas. Servir.

    Pan blanco en panificadora


    • Ingredientes:
    • 320 ml de agua o leche
    • 2 cucharadas de mantequilla
    • 2 cucharadas de azúcar
    • 1 1/2 de sal
    • 1 sobre de levadura seca
    • 600 grms de harina
    Preparación:

    Colocamos los ingredientes en la cubeta de la panificadora según instrucciones del fabricante, es decir, primero los líquidos y luego los sólidos. Seleccionamos el programa 4, muy tostado.


    Este es el resultado del mismo pan, sustituyendo la levadura por masa madre. He hecho la mitad de la receta, es decir, he empleado 300g de harina y he puesto 100g de masa madre. La masa madre ralentiza mucho el levado, por lo que he tenido la masa fermentando toda la noche a temperatura ambiente (10h) Luego he dado forma al pan y lo he dejado levar de nuevo, unas dos horas y quizá hubiese admitido más tiempo. Este es el resultado, el pan gana en sabor y la textura de la corteza mejora notablemente quedando mucho más crujiente.



    Bizcocho baileys



    Tenía muchas ganas de hacer este bizcocho. Sentía mucha curiosidad por descubrir su sabor. ¿ el resultado? De los mejores que he probado. Os insisto a que lo hagais. Repetireis, estoy segura.



    Ingredientes:
    •     375 grms de harina
    •     250 grms de mantequilla
    •     250 grms de azúcar
    •     4 huevos
    •     200 ml de baileys
    •     Un sobre de levadura
    •     una pizca de sal
    Preparación:

    Partir la mantequilla en trozos y darle un golpe de micro para ponerla blanda pero sin derretirse y batirla junto con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva cremosa y palidezca. Ir añadiendo los huevos de uno en uno sin dejar de batir. Tamizar la harina junto con la levadura y la sal y añadirla a la crema anterior. Mezclar bien y añadir el baileys. Volcar la preparación en el molde escogido previamente untado de mantequilla.Llevar a horno precalentado a 180ºC durante 40 minutos aproximadamente e o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Retirar del horno, dejar enfriar 15 minutos y desmoldar


    Sobre mi...

    Me llamo Cristina y nací en el norte, hace casi 33 años, en un pueblo de la provincia de Pontevedra, Galicia. Nací gallega de pura cepa y moriré siéndolo. Adoro mi tierra, su gente, sus costumbres y por supuesto su gastronomía.



    Siempre me ha gustado cocinar, sobre todo la reposteria, una pasión que me viene desde muy jovencita cuando aprovechaba la ausencia de los "mayores" para hacer de las mias y probar todas esas delicias que en fotos de alguna publicación me hacían la boca agua y que en muchas ocasiones me han llevado a desperdiciar gran cantidad de harina, huevos, azúcar y un montón de ingredientes necesarios para la elaboración de cualquier postre. La cocina es como la vida misma, muchas veces equivocarse es la forma de aprender...



    Empiezo mi andadura con este humilde blog en el que vuelco muchas ilusiones y sobre todo muchas ganas de aprender y compartir conocimientos y desde aqui aprovecho de antemano para dar las gracias a todas aquellas personas que me han animado y que han hecho posible hacer de esto una realidad.