preparado para chocolate a la taza

Aunque una taza de un buen chocolate caliente apetece durante todo el frío invierno, sobre todo donde yo vivo, siempre lo tomo en navidad. Quizás sea por la famosa costumbre del chocolate con churros en año nuevo pero yo lo tengo asociado a esta época del año y para mi, es una receta típica navideña.

Os traigo un preparado de chocolate a la taza que podemos adaptar a nuestro gusto,(más espeso o menos espeso, más de aquello o menos de lo otro...) y que podemos hacer en las cantidades que consideremos oportunas para tener guardado y ser utilizado en cualquier ocasión.

Modo de empleo: tan sólo tenemos que poner en un tazón una o dos cucharadas colmadas del preparado y añadir leche hirviendo... Remover y listo!



Ingredientes:
  • 100g de cacao puro Valor
  • 60g de chocolate fondant al 70% de cacao
  • 1/2 cucharada de canela
  • 200g de azúcar glas
  • 20g de fécula de patata
  • 30g de maizena
Preparación:

Rallamos el chocolate y mezclamos bien con el resto de ingredientes. Lo tamizamos todo y lo guardamos en un bote hermético en un lugar seco.



Receta adaptada de:http://dolciagogo.blogspot.com/2010/02/cioccolato-in-polvere-per-tazza.html

Almejas de carril a la marinera

Vivo a cinco minutos de carril, y esto andando. Disfruto de estas maravillosas almejas cada poco y en distintas recetas, aunque como más me gustan es así, a la marinera. Creo que hay ingredientes que aunque se cocinen de mil formas diferentes y por mucho innovar en la cocina ya tienen una receta que es la ideal, como ocurre con el pulpo por ejemplo, que me lo den de mil formas preparado, con arroz, en empanada, en ensalada... si, está rico pero como "á feira" para mi no hay, y si es en una romería en Galicia, hecho por una pulpeira en un gran caldero de cobre, donde se cuecen 20 pulpos juntos, en plato de madera, sal gorda, pimentón, aceite de oliva y un palillo de los de toda la vida para pinchar, unido con una buena bolla de pan y una taza de vino tinto... Esto sabe a gloria bendita...¿o no?

Para mi ocurre exactamente lo mismo con las almejas, la marinera es la mejor opción y la receta ideal para saborear estas exquisitas piezas, que me las trajeron a casa recién cogidas en un caldero con agua de mar (todo un lujo eh). Las dejé toda la noche así para que soltasen las posibles arenas que pudiesen tener.


He comido almejas en restaurantes de mucho postín, en restaurantes cutres, en casas de amigos, en bodas, en un sinfín de sitios en los que me han gustado mucho, en los que no me han gustado nada y en otros que me han dejado totalmente indiferente, pero las mejores almejas y la mejor receta que he probado, es la de mi madre. Los que me conocéis, sabéis muy bien de lo que hablo. Así que, aquí os traigo su receta,  que por supuesto, guardaré como oro en paño...


Ingredientes: 
  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 hojas de laurel
  • perejil
  • 1/2 tomate
  • 1/2 pimiento rojo
  • Azafrán
  • Una pastilla de avecrem
  • Un vaso de vino blanco
  • Agua
  • Sal
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Una cucharada de harina
  • 1kg de almejas
Preparación:

Ponemos una tartera al fuego con un fondo de aceite de oliva. Picamos la cebolla, los ajos, el pimiento y el perejil muy picadito y lo añadimos a la tartera a pochar. Pasado el tiempo añadimos el tomate rallado y removemos. A continuación añadimos 1/2 cucharadita de pimentón dulce y una puntita del picante, damos unas vueltas, añadimos las almejas y tapamos para que abran.



Una vez abiertas añadimos el vaso de vino blanco, el laurel y tapamos de nuevo. Preparamos una taza de agua en la que diluimos la pastilla de caldo, el azafrán y la cucharada de harina, removemos bien y añadimos esta preparación a las almejas, mientras agitamos la tartera.



Probamos de sal, dejamos dos minutos para que "engorde" un poquito la salsa y servimos.

Pan de leche condensada

Me encanta la leche condensada pero me resulta demasiado empalagosa y pesada para tomarla por si sola, aunque de pequeña menudas tostadas que le metía al cuerpo y como me relamía!!! Y es que entonces podía una comerse una vaca y no engordaba ni un gramo, pero claro, eso con los años cambia, y de que forma!!
El caso es, que receta que encuentro con este ingrediente me lo apunto para hacerla y de momento nunca me ha decepcionado. Como es el caso de este pan, queda dulce pero no en exceso, muy esponjoso y de un sabor riquísimo. Ideal para el desayuno, la merienda o simplemente por que si. Porque aunque ahora una engorde con sólo respirar, de vez en cuando hay que darse un caprichito...







Ingredientes:
  • 1 lata de leche condensada (397g)
  • 1 lata (de la leche condensada) de leche normal
  • 1/2 lata de aceite de oliva suave o girasol
  • 50g de levadura fresca
  • 3 huevos
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 1kg de harina aproximadamente
  • una pizca de sal
Preparación:

En una jarra batidora ponemos la leche condensada...



Añadimos la leche normal...




El aceite y los dos cubos de levadura...



La vainilla y la sal...



Y por último los tres huevos. Batimos todo y volcamos la mezcla resultante en un recipiente amplio...



Vamos añadiendo la harina poco a poco y removiendo con una cuchara de madera. Terminaremos amasando con las manos...



Hasta formar una masa elástica que no se pegue a los dedos. Untamos un recipiente con una fina capa de aceite y colocamos en el nuestra masa...



La cubrimos con papel film y dejamos levar hasta que aumente el doble su volumen...



Dividimos la masa en 5 porciones de 200g cada una y formamos tiras alargadas con ellas. Vamos a formar una trenza de 5 cabos...



Para ello, unimos los cinco cabos por una de sus puntas y los separamos en dos grupos, tres cabos a la derecha y dos a la izquierda...



Colocamos el primer cabo de los tres de la derecha, en el último lugar de los dos cabos de la izquierda. A continuación, colocamos el primer cabo de los tres de la izquierda, en el último lugar de los dos de la derecha y así sucesivamente hasta que nos quedemos sin masa.



 Los extremos los unimos y los "metemos" hacia dentro para que nos quede una bonita forma. La dejamos levar de nuevo, pintamos con huevo batido y espolvoreamos de semillas de amapola.



Introducimos a horno precalentado a 180ºC durante 25 minutos.



Como sobra bastante masa, os pongo algunas cosas más que yo hice por si necesitais alguna idea...
Bollitos rellenos de nutella...



Enrollados rebozados en azúcar...

Magdalenas rellenas de mermelada...

Tarta de queso, chocolate y baileys con frutos rojos




 Pues bien, esta es mi tarta estelar por las fechas navideñas y debo decir que nunca le he probado, siempre siempre, la he preparado para regalar y como no sólo nunca me la han devuelto, si no que me piden la receta sin parar, doy por hecho que está muy buena. Ahora la comparto con todos vosotros y espero que estas navidades también se convierta en vuestra receta estrella...







Ingredientes:
Para la base:
  • 200g de galletas digestive
  • 100g de mantequilla
Para la crema de queso, chocolate y baileys:
  • Una tarrina de queso mascarpone (250g)
  • 150ml de baileys
  • 2 yogures de chocolate
  • 500g de nata
  • 200g de azúcar
  • 10 hojas de gelatina
  • 100g de chocolate al 70% de cacao
Para el baño brillante de chocolate:
  • 150g de azúcar
  • 120ml de agua
  • 100ml de nata
  • 55g de cacao puro valor
  • 2 hojas de gelatina
Decoración:
  • Frutos rojos
    Preparación:
    Forramos la base y las paredes de un molde desmontable con papel de horno. Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida hasta formar una pasta con la que cubriremos la base del molde, dejándola lo más nivelada posible.

    Montamos la nata y reservamos. En un bol mezclamos el mascarpone con los yogures, el azúcar, el baileys y el chocolate derretido hasta dejar una crema homogénea y sin grumos. Diluimos la gelatina (hidratada previamente) en un poco de leche caliente y la añadimos a la mezcla anterior. Mezclamos bien e incorporamos la nata con movimientos envolventes hasta integrarla. Volcamos esta preparación sobre la base de galletas e introducimos en el frigorífico un mínimo de 4 horas. Pasado el tiempo retiramos la tarta de la nevera y decoramos con los frutos rojos a nuestra elección.

    Le añadí a la tarta antes de los frutos rojos un baño brillante de chocolate,(que se merece un post) que haremos de la siguiente manera:

    ponemos en un cazo el azúcar, la nata y el agua a fuego medio hasta que el azúcar se disuelva. Añadimos el cacao y una vez bien mezclado subimos la temperatura hasta que hierva. LLevamos esta preparación a 103ºC y una vez alcanzados retiramos del fuego y dejamos enfríar hasta los 60ºC momento en el que añadimos la gelatina que habremos hidratado y escurrido previamente, removemos y dejamos templar hasta los 40ºC. Retiramos la tarta de la nevera y echamos en forma de chorro el baño de chocolate dejándolo caer por las paredes de la tarta.Introducimos de nuevo al frigorífico para endurecer y decoramos al gusto.



    Pastas de te

    Esta receta concursa en el blog de Jose Manuel Asopaipas.
    I Concurso Internacional de Mantecado de Estepa.
    Fabricados por Mantecados San Enrique.

    Bueno pues parece que la cosa va de galletas...

    Siempre me ha gustado la cocina, en especial la repostería y desde que tengo el blog, he descubierto que para ciertas cosas tengo más "mano" que para otras. Es el caso de las galletas, todas me quedan bien (modestia a parte) y os aseguro que no soy de esas personas perfeccionistas que todo lo miden hasta que queda perfecto, para nada, más bien al contrario, casi todo lo hago a ojo y no pongo mucho empeño en la preparación, me suelo saltar muchos de los pasos, no espero los tiempos que indica la receta, sustituyo unas cosas por otras a mi antojo... y que ricas!! Cómo estas. Espero que os gusten.






    Ingredientes:
    • 300g de harina
    • 80g de manteca de cerdo
    • 100g de azúcar
    • 2 huevos
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • Una pizca de sal
    • Chocolate de cobertura
    Preparación:

    Colocamos en un procesador de alimentos, todos los ingredientes. Procesamos hasta formar una masa...


    Unimos la masa con las manos, la envolvemos con papel film y la dejamos media hora en la nevera...



    Pasado el timpo, estiramos la masa entre dos hojas de papel de horno y cortamos rectángulos aydudado de un cortapastas...


    Pasamos los rectángulos a una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado y con un cuchillo recortamos las esquinas superiores para dar forma de bolsita de te...



    Con un palo de brocheta hacemos los aguejeros e introducimos en ellos un poquito de papel de aluminio para que no se cierren durante la cocción...


    Introducimos a horno precalentado a 170ºC unos 15 minutos, no deben dorarse en exceso. Una vez frías, cubrimos la parte inferior de chocolate de cobertura. Dejar solidificar y servir.



    Galletas linzer


    Tarde ociosa + lluvia = GALLETAS.
    Es una fórmula que no falla. Me encanta hacer galletas en las tardes lluviosas de aburrimiento. Parece mentira que con unos pocos ingredientes que todos solemos tener en casa y un poquito de tiempo, se hagan preparciones tan bonitas y sobre todo tan ricas.
    Unas galletas que no sólo enamoran a la vista, sino también al paladar. Os animo a probarlas.





    Ingredientes:

    200g de harina
    100g de mantequilla a temperatura ambiente
    70g de azúcar glas
    Un sobre de azúcar avainillado
    1 yema de huevo
    Mermelada de fresa

    Preparación:

    Batimos la mantequilla hasta que se forme una crema...



    Añadimos ambos azúcares y seguimos mezclando...

    Incorporamos la yema de huevo y la harina poco a poco...




    Unimos con las manos la masa resultante y la envolvemos en papel film. Mantenemos en el frigorífico por espacio de una hora...





    Pasado el tiempo extendemos la masa entre dos hojas de papel de horno y cortamos las formas de nuestras galletas. A la mitad les hacemos un agujero en el medio que serán las tapas superiores...




    Introducimos a horno precalentado a 160ºC unos 10/12 minutos. No deben coger color. Retiramos y dejamos enfríar sobre una rejilla...





    Colocamos una cucharada de mermelada de fresa en el centro de las tapas inferiores de galleta. Espolovoreamos de azúcar glas las superiores y las colocamos encima. Servir




    tarta de queso con masa quebrada

    Entre mis postres favoritos se encuentran las tartas de queso. Todavía y a pesar de todas las que he probado, aún no he encontrado ninguna que no me guste. Disfruto haciéndolas y disfruto comiéndolas.

    Y espero que vosotros disfrutéis de esta receta...





    Masa quebrada:
    • 500g de harina de repostería
    • 300g de mantequilla fría
    • 200g de azúcar glas
    • 1 cucharada de esencia de vainilla
    • 4 yemas de huevo
    • una pizca de sal
    Relleno:
    • 300g de queso philadelphia
    • 150g de azúcar
    • 1 cucharadita de vainilla en polvo o el interior de una vaina
    • 200g de nata agria
    • 3 huevos
    • 70g de maizena
    • 400g de nata ( Y digo gramos, no mililitros)
    Preparación:

    Comenzamos haciendo la masa quebrada. En un procesador de alimentos (También podemos hacerla a mano) colocamos la harina, la sal y la mantequilla en trozos. Procesamos y el resultado será una textura parecida al pan rallado...



    Añadimos las cuatro yemas de huevo, la vanilla y el azúcar. Procesamos de nuevo hasta que se forme una masa...



    La volcamos sobre la mesa de trabajo y la unimos con las manos. La cubrimos con papel film y la dejamos una hora en la nevera. Pasado el tiempo estiramos la masa entre dos hojas de papel vegetal...



    Colocamos la masa sobre un molde desmontable preferiblemente acanalado (28cm) y recortamos los bordes...



    Preparamos el relleno batiendo juntos todos los ingredientes. Volcamos la preparación resultante en el molde...



    Introducimos a horno precalentado a 180ºC unos 40 minutos hasta que esté cuajada. Dejar enfríar antes de servir.





    Y con la masa quebrada que ha sobrado, he preparado estas deliciosas galletas...

    galletas de maizena y leche condensada

    Creo que estas galletas no necesitan más presentación que su propio nombre. Su color blanco, tan fino, no dejan a nadie indiferente.

    Si queréis saber más, tendréis que hacerlas...





    Ingredientes:
    • 1 yema de huevo
    • 125g de mantequilla a temperatura ambiente
    • 200g de leche condensada
    • 350g de maizena
    • Azúcar al gusto (yo no le puse pero quedan poco dulces. Añadiría dos cucharadas)
    Preparación:

    Mezclamos bien el huevo, la mantequilla y la leche condensada...



    Añadimos la maizena tamizada y mezclamos bien...



    formamos las galletas haciendo bolas no demasiado grandes y aplastándolas ligeramente con un tenedor... (Yo a algunas les hice un hueco central que después de horneadas rellené de mermelada)



    Introducimos a horno precalentado a 160ºC durante 12/15 minutos. Dejar enfríar y servir.



    Pan rustico

    ¿No creeis que en los tiempos en los que estamos, de comida rápida y prefabricada, es todo un lujo poder hacer el pan en casa?
    ¿Porqué es tan poco inusual preparar pan, cuando resulta sencillo hacerlo y los ingredientes los tenemos al alcance de la mano? A mi no me importa que me salga un pan espectacular, valoro más el olor que desprende toda mi casa a panadería de pueblo mientras está en el horno, ver como se desarrolla la masa y en lo que finalmente se convierte, lo gratificante de las cosas cuando las has hecho tú misma y sin olvidarnos de esa indescriptible sensación, cuando finalmente le das el primer mordisco...
    Y sobre todo y ante todo...Me importa lo que como.

    Vayamos con la receta







    Ingredientes:

    Poolish:
    • 455g de harina de fuerza
    • 455g de agua
    • 1g de levadura fresca
    Para la masa de pan:
    • El poolish
    • 455g de harina de fuerza
    • 175ml de agua
    • 18g de sal
    • 12g de levadura fresca
    Preparación:

    Para el poolish:
    Unimos todos los ingredientes con una cuchara de madera. Tapamos con un paño y dejamos reposar a temperatura ambiente 12/16 horas. Yo lo hice la noche anterior.





    A la mañana siguiente, mezclamos el poolish, con la harina restante y el agua (yo lo hice con los ganchos de amasar de una batidora eléctrica de mano) Me llevó unos cinco minutos esta operación. Tapamos la masa de nuevo y dejamos reposar unos 20/30 minutos...



    Pasado el tiempo le añadimos la sal y el resto de la levadura, mezclamos bien (de nuevo con la batidora) y dejamos reposar 70 minutos...



    Pasado el tiempo, dividimos la masa en dos partes y así como la partimos, colocamos cada mitad en una bandeja de horno espolvoreada de harina, dándole forma un tanto alagarda pero sin "colocarla" demasiado, pues este pan está más bonito si adquiere una forma desigual...





    Dejamos levar de nuevo e introducimos a horno precalentado a 240ºC hasta que la corteza esté dorada. Podemos hacerle unos cortes antes de introducirlo al horno. Yo lo dejé tal cual.




    Imprimir