Gracias Lékué!!!!

Ya me había despedido de todos vosotros hasta el nuevo año, pero no podía dejar de poneros este magnífico regalo que lékué ha tenido conmigo. Menuda sorpresa me he llevado cuando la empresa de transportes dejaba esto en mi casa...



Como podéis observar han sido más que generosos conmigo y me han brindado la posibilidad de disfrutar de estos maravillosos productos en los que cabe destacar la grandísima calidad de la silicona platino que nos ofrece Lékué. Supongo que la gran mayoría de vosotros sois conocedores de esta marca y por si alguien "anda despistado" no os perdáis su página web en la que descubriréis una amplia gama de magníficos productos para disfrutar de lo que más nos gusta, la cocina.

Os detallo lo que me han regalado:

EL DECOPEN, tan deseado por mi, con su innovador diseño, con el que podremos decorar todos nuestros platos, tanto dulces como salados. Y por supuesto, con la mejor calidad de la silicona platino Lékué.

3D XMAS TREE, un molde con forma de abeto de navidad para sorprender y disfrutar decorando. Ya lo he utilizado como parte de la decoración de un postre navideño, es muy sencillo de realizar, con un desmoldado impecable y por supuesto con la mejor calidad Lékué.

GINGERMAN CAKE, molde en silicona platino para disfrutar y decorar una original tarta, con receta en el interior para un resultado perfecto.

De nuevo mi agradecimiento a Lékué por tan magníficos regalos y os animo a que probéis los productos de esta marca que me han dejado asombrada por su altísima calidad.


¡¡¡¡¡¡GRACIAS LÉKUÉ!!!!!!

¿Habéis sido buenos este año?


La tradición dice que los Reyes Magos dejaban carbón, en vez de juguetes, a los niños que se han portado mal durante el año. Así es como los Reyes Magos se burlaban de los niños malos, dejándoles algo que ya podían encontrar en la chimenea de su casa. Con el paso de los años el carbón se sustituyó por carbón de azúcar, una golosina que presenta el aspecto del carbón natural. Incluso es costumbre regalar carbón dulce a los niños que se han portado bien, como recordatorio o advertencia de lo que puede pasar si durante el año siguiente no se comportan como deben.
Fuente:http://www.oviedocorreo.es/

Bueno, como aquí ya somos todos mayorcitos, cada cuál que se coja un pedazo que corresponda más o menos al tamaño de sus "pecados"... ¿Habrá para todos?



Ingredientes:
  • 750g de azúcar
  • 150ml de agua
  • 100g de azúcar glas
  • 1/2 clara de huevo (20g)
  • Colorante alimenticio negro
Preparación:

Forramos un recipiente con papel de aluminio. Reservamos.
Batimos ligeramente la clara de huevo...

y le añadimos por tandas el azúcar glas. Removemos bien hasta que quede perfectamente integrado (lo que viene a ser la glasa real) Añadimos el colorante negro...

y removemos hasta obtener un color homgéneo. Ponemos un amplio recipiente al fuego con el azúcar y el agua...

Y dejamos hervir hasta alcanzar los 130ºC , momento en el que retiramos del fuego y añadimos rápidamente colorante negro hasta alcanzar el color deseado y a continuación la glasa. Removemos con una cuchara de madera y el preparado comenzará a crecer que parecerá se va a desbordar. En ese momento lo volcamos sobre el molde con papel de aluminio y dejamos enfríar por completo.

Una vez frío lo cortamos y... listo para regalar!!



Con esta receta me despido hasta el próximo año.
Os deseo unas Felices Fiestas a todos y un próspero Año Nuevo.


A continuación os dejo una selección de recetas que os pueden venir estupendas para estos días. (Pinchando en la imágen accedeis a la receta)









¡¡¡¡NOS VEMOS EN EL 2011!!!!

profiteroles


Los profiteroles o petisús son bolas elaboradas con pasta choux que se rellenan con diversos ingredientes según las regiones de Europa donde se elaboren. En Galicia suelen estar rellenos de ingredientes dulces como crema o chocolate, pero existen otras variantes saladas en la cocina francesa que contienen queso y que pueden llegar a participar en la elaboración de ciertas sopas, los austriacos que contienen queso quark.

En las cocinas gallegas aparece este plato como un postre, mientras que en otras regiones de la cocina europea se puede ver como ingrediente de diferentes platos principales como sopas. En Argentina los profiteroles son más conocidos con el nombre de Bombas de Crema (el relleno más común es la crema pastelera, aunque también es frecuente el de dulce de leche) e integran el exquisito conjunto de las "Masas finas". En Uruguay se las conoce como "masitas", con las cuales se acompañan a desayunos y, especialmente, meriendas
Y por supuesto, no pueden faltar en la mesa por navidad...







Ingredientes:
Preparación:
Ponemos el agua junto con la mantequilla al fuego y esperamos a que la mantequilla se derrita por completo y toda la superficie esté hirviendo...



En ese momento, apartamos del fuego y le añadimos la harina de golpe. Removemos con una cuchara de madera...



Devolvemos la preparación al fuego y seguimos removiendo hasta que la masa resultante espese y se despegue de las paredes del cazo...



Pasamos la masa a un recipiente limpio y dejamos enfriar un poco. Batimos los huevos ligeramente...



Vamos añadiendo los huevos poco a poco y batiendo al mismo tiempo. La masa se irá volviendo más cremosa y brillante. Tendremos el punto exacto cuando una cuchara de madera se quede inmóvil dentro de ella. Colocamos la preparación en un manga pastelera y hacemos montoncitos no demasiado grandes ya que luego en el horno aumentarán bastante su volumen...



Introducimos a horno precalentado a 170ºC durante 20 minutos aproximadamente. Dejamos los profiteroles dentro con el horno apagado un mínimo de 15 minutos.(esto ayudará a que se sequen  e impedirá que luego se bajen) Los retiramos del horno y los dejamos enfriar. Los cortamos al medio y los abrimos...



Los rellenamos de lo que más nos guste. En este caso de crema pastelera. Derretimos chocolate con un poquito de mantequilla y le echamos una cucharadita por encima. Podemos servir de inmediato o llevar al frigorífico para endurecer. Son exquisitos.







Habréis notado que últimamente el ritmo de mis publicaciones ha aumentado considerablemente y esto es debido a que me tomaré unas vacaciones blogueriles por navidad y quiero dejaros el mayor número de recetas posible. Aprovecho para pediros disculpas por no ir tanto por vuestras cocinas pero últimamente la escasez de tiempo me lo impide pero espero que no me lo tengáis en cuenta y me pondré al día en cuanto pueda.
Mañana o pasado, publicaré la última receta de este año 2010.

bomba de tiramisu y baileys



Receta totalmente de aprovechamiento. Os cuento...
Llevaba ya algún tiempo circulando por la nevera un bote de mermelada de arándanos rojos que no nos había gustado nada en casa pero que era incapaz de tirar y estaba esperando el momento de camuflarlo en alguna receta...
Había dos tarrinas de queso mascarpone a punto de caducar...
Un paquete abierto al que sólo le quedaban tres bizcochos de soletilla y cuya esponjosidad brillaba por su ausencia...
Una botella de Baileys al que le quedaba el último suspiro y que había que terminar para ir a por otra jejeje...
Un cartón de nata de 500ml que  estaba abierto pero casi lleno...
Una lata de cacao puro Valor que para lo poquito que le quedaba, ocupaba demasiado espacio...
Había que hacer algo, no????

Vayamos con la receta...






Ingredientes:
  • 1 bizcocho para brazo de chocolate (vemos su preparación AQUI, solo sustituimos 20g de harina por cacao)
  • Mermelada de arándanos rojos
  • 5 hojas de gelatina
  • 100ml de Baileys
  • 150g de azúcar
  • 3 yemas de huevo
  • 2 tarrinas de queso mascarpone (500g)
  • café
  • 400ml de nata
  • bizcochos de soletilla
Preparación:

Ponemos las hojas de gelatina a hidratar en agua fría.
Montamos la nata y reservamos.



Mezclamos las yemas con el azúcar y añadimos el queso mascarpone. Batimos...



Añadimos el Baileys. Escurrimos la gelatina, la deshacemos en un poco de leche caliente y la incorporamos a la mezcla, removemos para integrar. Añadimos la nata con movimientos envolventes...



Removemos con cuidado hasta que resulte una crema homogénea. Mojamos el bizcocho con café, (no lo mojaremos en exceso)...



Le untamos una fina capa de mermelada y lo volvemos a enrollar...



Forramos un bol con papel film y cortamos el bizcocho en rodajas...



Colocamos las rodajas de forma decorativa en el bol...



En su interior ponemos un poco de la crema de mascarpone y encima de esta los bizcochos de soletilla mojados en café...



Terminamos colocando otra capa de crema y cubriendo con el resto de las rodajas de bizcocho. Introducimos en la nevera preferiblemente de un día para otro. Desmoldamos dando la vuelta.



Podemos decorar la base (aunque no es necesario) En este caso con merengue italiano y unas guindas.