Pulpo á feira



En casa nos encanta el pulpo!!! Siempre que hay alguna romería cerca, allá que nos vamos a degustar este fantástico producto del mar que nunca me cansaré de mirar por que no me digáis que no es una pasada de bicho... A qué si???? Con esos tentáculos y esas ventosas... Quién sería el primero al que se le ocurrió comerlo????

El caso es que aún viviendo en Galicia, no es tan fácil conseguir un buen pulpo... El de la ría es el más sabroso y es el que veis en las imágenes. Ya simplemente su oscuro color, lo desmarca del resto de pulpos de otros sitios y comerlo es un auténtico placer, con sabor a pulpo de la ría, si señor :)

El de las fotos no era un pulpo muy grande pero lo pescó un compañero de mi marido que en sus ratos libres practica submarinismo, así que frescura y procedencia estaban más que garantizadas y no se me ocurre mejor forma de prepararlo que á feira. Para obtener un pulpo bien cocido sería conveniente "mazarlo" mi madre lo hace porque tiene sitio para ello pero como no es mi caso,  después de limpiarlo bien, lo guardo en una bolsa y lo meto en el congelador. Deberá permanecer ahí durante por lo menos 48 horas (aunque yo creo que está más bueno si lo dejamos más tiempo). Una vez descongelado, ponemos agua abundante en un olla y una cebolla pelada entera. En cuanto alcance el hervor, agarramos el pulpo y lo levantamos y bajamos tres veces antes de soltarlo en el agua definitivamente (Hay quien esto no lo hace y yo no sé si sirve de algo o no, pero siempre lo vi hacer y tengo la costumbre) Dejamos hirviendo al fuego y tapado, hasta que al pinchar con un palillo en la parte más gruesa de las patas entre bien pero se nota aún algo duro. (para pulpos de este tamaño, sobre 11/2 kg, con 25 minutos suele ser suficiente)  Retiro el pulpo del fuego y lo dejo en el agua durante 15 minutos más para que termine de hacerse. Pasado el tiempo, se va cortando cada una de las patas en rodajas no muy gruesas y se ponen en un plato de madera con sal gruesa por encima...


Pimentón (en mi caso solo picante, pero puede ponerse mezcla de picante y dulce)


 Y un buen chorro (abundante) de un buen aceite de oliva virgen extra...


Unos palillos clavados en el centro y servir inmediatamente (el pulpo tiene que comerse bien caliente)



Notas:

El pulpo para que sepa bien hay que comerlo en Galicia. Así que si venís por aquí, avisad y nos lo comemos juntos :)


Galletas con nubes y chocolate




Ayer Kanela y Limón, resultaba el blog ganador en la categoría de gastronomía de los premios 20blogs. Sinceramente no me lo esperaba, pues cuando anuncié que este año participaba y aunque fuisteis muchos los que me disteis vuestro voto, la diferencia con los primeros puestos era tan abismal (miles de votos) que hizo que me olvidara del tema por completo y tanto es así, que no volví a hacer referencia a mi participación en el concurso. A pesar de esto, el jurado de 20blogs quiso colocarme hace unos días entre los finalistas, y ayer en la entrega de premios, me nombraban ganadora en mi categoría y es por esto por lo que hoy os traigo esta "no receta" para que lo celebréis conmigo con un dulce bocado realmente seductor.

Ya hace tiempo que en Pinterest se ven muchas recetas hechas por los americanos que llevan nubes entre sus ingredientes. Realmente se las añaden a todo y dado que yo tengo un arsenal de ellas desde que dejé de hacer tartas fondant, me lancé como una loca a experimentar y aquí os dejo el primer resultado. Creo que con veáis las fotos no es necesario que diga nada más, tan solo que no tardéis demasiado en prepararlas...



Ingredientes:
  • 12 galletas María o similares
  • 6 onzas de chocolate
  • 6 nubes
Preparación:

Colocamos 6 galletas en una bandeja de horno. Encima de ellas colocamos una nube (Yo las partí en tres trozos ya que eran bastante grandes) y encima de las nubes, una onza de chocolate. Llevamos a horno precalentado a 200ºC hasta que el chocolate se ablande (Unos dos minutos) Retirar, cubrir con otra galleta, dejar enfriar un poco (cuidado las nubes queman!) Y disfrutaaaaaaaaaaaaar!!

Empanada de atún, huevos y judías





La receta de esta empanada me la envía Belén Somoza Pires. No tardé ni dos días en prepararla pues tiene todo lo necesario para que una receta me conquiste. Es fácil, rápida, apenas se mancha, con  ingredientes sencillos y además es económica :) Tanto los ingredientes, como la elaboración y presentación, están adaptadas a mí, pero al final del post, en las notas, os doy más detalles de la receta original. En un principio iba a prepararla con masa de empanada (que siempre tengo en el congelador) pero como me solicitáis más recetas con hojaldre me decidí por esta masa tan resultona que todo lo deja más que bien.

Vayamos con la receta...




Ingredientes:
  • 1cebolla
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 huevos cocidos
  • Una lata de atún (190g)
  • 50ml de vino blanco
  • Una cucharadita de pimentón dulce
  • sal
  • Judías (Previamente cocidas o en conserva, unos 300g)
  • 2 planchas de hojaldre fresco rectangular (Lidl)
Además:
  • Huevo batido para pintar
  • Semillas varias (opcional)
Preparación:

Ponemos una sartén al fuego y echamos el aceite de la lata de atún. Añadimos la cebolla picadita y el pimento también picado y dejamos pochar. Agregamos el atún desmenuzado, removemos y agregamos el pimentón, damos una vueltas y seguidamente añadimos el vino blanco. Salamos, dejamos un par de minutos más al fuego y retiramos. Picamos los huevos cocidos, los añadimos y dejamos enfriar. Extendemos este preparado sobre la plancha de hojaldre y encima colocamos las judías...


Esta presentación la utilizo mucho en las empanadas de hojaldre, es rápida, muy sencilla y vistosa. Doblamos la plancha de hojaldre al medio por el lado más largo y bien con un cuchillo o con un cortador de pizzas, marcamos cortes paralelos a todo lo largo de la plancha pero sin llegar al final, como vemos en la imagen...


La colocamos encima de la otra tapa y desdoblamos. Con ayuda de un tenedor presionamos bien los bordes para que no se abran durante la cocción...



Pintamos con huevo batido toda la superficie y espolvoreamos con las semillas...

 

Introducimos a horno precalentado a 200ºC hasta que la empanada esté dorada. Retirar y servir.





Notas:

Belén añade al sofrito dos lonchas de jamón serrano. Yo no las puse porque en ese momento no tenía, así que podéis ponérselas sin problemas, tan solo tened la precaución de probar de sal, puesto que con el jamón, es muy probable que no lo necesite.

Añade también un chorrito de brandy en sustitución del vino blanco, así que esto a vuestro gusto. 

Las semillas son totalmente opcionales pero le dan mucha gracia a la empanada.

Me encanta la empanada caliente pero las de hojaldre me gusta servirlas frias para que la masa tome cuerpo.

Si el aceite del atún resultara insuficiente, añadimos un chorrito del de oliva.

Si a alguien no le gustan las judías, que no las ponga. Nos qudará una empanada de atún igualmente sabrosa.

Para manejar bien la masa de hojaldre es importante que esté muy fria. Yo antes de trabajar con ella, la introduzco 10 minutos en el congelador.

Como en todas las masas, se pinta la superficie con huevo para que adquiera color y brillo.

Muchísimas gracias Belén por la receta. Nos ha encantado :) 

Panna Cotta de chocolate blanco con corazones de gelatina / San Valentín


Nunca os ha pasado que comiendo tarta de queso,  de estas que llevan gelatina por encima, se os ha caído en el plato y habéis estado con la cucharilla intentando cogerla dando la sensación de que ella era más lista que vosotros?? Pues a mí sí que me ha pasado, y por qué ocurre esto?? Pues muy fácil, porque resulta que la gelatina tiene la propiedad de quedarse pegada allí donde la pongas :) Así que es una pena no aprovechar esta característica, no os parece? Así de bonitos y románticos podemos dejar nuestros postres para San Valentín, tan solo con un poco de gelatina. Yo he preparado una panna cotta porque me encanta este postre, pero podéis decorar pues no sé, un tiramisú, una tarta de queso... Cualquier postre que se os ocurra!! Del mismo modo, podemos hacer cualquier forma con la gelatina, no solo corazones, con lo que podremos personalizar un montón de elaboraciones...

Vayamos con la receta...










Notas:

La nata utilizada en la receta es nata para montar 35% materia grasa

La decoración de las nubes que están en las pajitas, la vi en Pinterest y es de Aquí

Con los recortes que os queden de gelatina, podéis utilizarlos para la decoración, yo iba a poner una capa de gelatina picadita entre la panna cotta y la nata pero se me fue el santo al cielo y quedó como lo veis :)

Con las cantidades que os he dado, salen las 4 copas que veis en imágenes. 

Ni se os ocurra poner la panna cotta en caliente dentro de las copas o se os diluirá la gelatina. 

Con esta receta se terminan las elaboraciones para San Valentín de este año. Os dejo los enlaces a algunas recetas publicadas con anterioridad: Corazones de pan de leche, Galletas rellenas de mermelada, Provoleta, Osos amorosos, corazón de hojaldre y el Bizcocho de chocolate.

                                                

 
 

Orejas de carnaval crujientes





En casa siempre hay polémica por las dichosas orejas. Vamos a ver, soy la única en el mundo a la que le gustan las orejas blanditas???  Pues en 5 km a la redonda de donde yo vivo se ve que sí, así que en esta ocasión me ha tocado hacer las orejas crujientes :) Lo único que hay que tener en cuenta si las queremos blanditas o no, es la levadura. Con levadura salen blanditas. Sin ella, crujientes.

Vayamos con la receta...








Notas:

Con estas cantidades sale una buena bandeja de orejas. Si a mitad de la masa, consideramos que tenemos suficientes, he de deciros que el resto lo podéis congelar. El resto de la masa digo :)

Si al igual que yo, queréis unas orejas blanditas, solo tenéis que deshacer en el agua, 10g de levadura de panadería. El resto de la receta es igual a excepción de que no las dejaremos tan finitas.

Para que la masa os quede muy muy fina, trabajarla en trozos en vez de toda entera, así os será mucho más fácil. Luego, una vez cortadas las porciones, les pasáis de nuevo el rodillo dejándolas todo lo finas posible.

El aceite para freirlas que esté caliente, por un lado, por el otro y fuera! No estéis a vueltas con ellas por la sartén, u os quedarán aceitosas.

He utilizado harina de fuerza pero podéis poner cualquier otra de trigo.

Como todas las masas, se puede hacer a mano y para ello hay que poner la harina en forma de volcán y en el medio el resto de ingredientes y amasar hasta formar una masa.

Si tenéis esencia de anís ni lo dudéis, ponedle unas gotas a parte del anís que lleva la receta... A mí es que me pirra el anís!!

Si no disponéis de manteca de vaca, la podéis sustituir por aceite o mantequilla en la misma proporción. 

Durante la fritura, la masa hincha por algunas partes. Esto es completamente normal.

Para los más atrevidos, podéis probar la versión chocolateada. La receta pinchando aquí.

Lo de darles forma, esto al gusto de cada uno. Ya veis que yo no me mato mucho ;)

Corazones de pan de leche / San Valentín





Me encanta trabajar con las masas y jugar con ellas para conseguir diferentes formas. En esta ocasión unos bonitos corazones con motivo del próximo San Valentín. Por supuesto, podéis hacer bollitos o cualquier otra forma que os apetezca si los corazones no son de vuestro agrado. Lo importante es la receta de la masa, un pan de leche muy sabroso que os hará más amenos vuestros desayunos o meriendas. 

Vayamos con la receta...





Notas:

Si no tenéis panificadora, podéis hacer la masa a mano. Ponéis la harina en forma de volcán en la mesa de trabajo y en el medio el resto de ingredientes. Ahora tendréis que amasar hasta conseguir una bola de masa suave y elástica.

El motivo de formar bollos y dejarlos reposar 10 minutos es para que la masa no os "encoja" al intentar estirarla. Me habéis comentado en muchas ocasiones que os pasa esto y para solucionarlo,(en esta receta o en cualquier otra), solo hay que dejar descansar la masa para que se relaje el tiempo indicado.

Con las cantidades que os he dado, os salen todos los corazones que veis en las imágenes.

Siempre me preguntáis por el tiempo de los levados y no puedo responderos porque no hay un tiempo estipulado, ya que entre otras cosas, depende de la temperatura ambiente en la que estéis trabajando. La masa tiene que aumentar por lo menos el doble su volumen. Generalmente, yo enciendo el horno a 50ºC, lo apago y meto la masa dentro. En una hora la tengo lista.

Ideales para el desayuno o la merienda.

Filloas de limón y anís



Estamos en época de entroido (Carnaval) Y en casa siempre preparamos los postres típicos de estas fechas. Tanto las orejas como las filloas son los postres habituales de las comidas y cenas por estos días, sin dejar de lado las flores y las rosquillas por supuesto! Siempre preparamos la misma receta de filloas pero este año me he aventurado con la de Ana López Nieves, seguidora de este espacio y que con toda su generosidad, la ha querido compartir conmigo. Ana es la propietaria del restaurante A Maquía no Carballiño, y los fines de semana elabora ella misma los postres que allí se sirven, entre ellos, estas deliciosísimas filloas que las rellenan de helado de vainilla... Bueno, en realidad no es exactamente su receta tal cual, me he tomado la libertad de adaptarla a mí y a los gustos de casa, así que las originales solo las podréis degustar los que tengáis la suerte de visitar a Ana en A Maquía. Como el resultado ha sido más que fantástico, ahora soy yo la que la comparto con todos vosotros.

Vayamos con la receta...



 Ingredientes:
  • 5 huevos medianos
  • 1/2l de leche entera
  • 60g de mantequilla derretida
  • 75ml de agua
  • La ralladura de un limón
  • Una pizca de sal
  • 50g de azúcar glas
  • 200g de harina
  • Un chorro de anís (Al gusto)
Además:
  • Un trozo de tocino
  • Azúcar con canela (Para espolvorear)
Preparación:

Preparamos el "amoado" de las filloas uniendo y batiendo todos los ingredientes. Una vez listo, colamos la crema resultante y la dejamos reposar 30 minutos. Transcurrido el tiempo, ponemos una sartén o crepera al fuego con el tocino pinchado en un tenedor para que se vaya derritiendo. Cuando esté caliente, pasamos el tocino por toda la superficie de la sartén y echamos una pequeña cantidad de la masa de las filloas que repartiremos por todo el fondo quedándonos una capa fina. Cuando la filloa se levante por los bordes, le damos la vuelta agarrándola con la yemas de los dedos y de forma rápida. Repetimos este proceso con toda la masa. Entre filloa y filloa espolvoreamos de azúcar con canela. Servir.

*Notas:

Las filloas que veis en imágenes, son el resultado de triplicar los ingredientes de la receta. He  utilizado una crepera de 24cm.
Las podéis rellenar o acompañar con lo que más os guste, helado, mermelada, miel, nata...
No es necesario untar la sartén de tocino con cada filloa. Yo lo hago cada 4 o 5 y por supuesto si no tenéis tocino, lo podéis sustituir por mantequilla o aceite.
Las filloas hay que comerlas frías, pues calientes empachan.

Si tú, al igual que Ana, quieres hacerme llegar "Tu mejor receta" no dudes en ponerte en contacto conmigo a través de mi correo electrónico. cristinalot@gmail.com