Galletas nido de chocolate / Recetas para pascua



Creo que ya lo he dicho en más de una ocasión. Me encanta hacer galletas! Es de las cosas que más me gusta hacer en la cocina. Estas han surgido a raíz de las galletas duende. Recordáis como se hicieron los "pelos" de esas galletas? Pues he hecho exactamente lo mismo para hacer estas y el resultado es fantástico! No solo en que resultan unas galletas originales y vistosas, si no que además, están buenísimas. Los caramelos de la decoración los encontré hace unas semanas en los supermercados Lidl (no sé si todavía las tendrán) pero si no, seguro que en las tiendas de chuches encontráis caramelos muy parecidos a estos o cualquier otra cosa que os pueda servir. Desde luego si tenéis niños, no encuentro actividad más gratificante que esta para hacer con ellos.

Vayamos con la receta...




Ingredientes para la masa de galleta:
  • 210g de harina de trigo (normal, respostería o fuerza)
  • 75g de mantequilla blanda
  • 100g de azúcar glas
  • 40g de cacao en polvo
  • 1 huevo (mediano)
  • 5g de levadura química (Tipo Royal)
  • Una pizca de sal
Para el relleno:
  • 100g de chocolate para fundir (negro o con leche)
  • 100ml de nata (35% materia grasa)
Para la decoración:
  • Caramelos masticables en forma de huevo
Preparación:

Preparamos la masa de galleta y para ello unimos todos los ingredientes hasta formar una bola. (Esto podemos hacerlo con las manos o con un robot de cocina.) La dejaremos enfriar una hora en la nevera y una vez la masa lista, separamos porciones de unos 35g aproximadamente y estas porciones a su vez, las dividimos en pequeños trozos que iremos pasando por un prensador de ajos, la forma de hacerlo es muy sencilla pero debemos tener una cosa en cuenta para que salga bien. Metemos un trocito de masa en el prensador y prensamos, pero antes de que se termine la masa, añadimos otra poca y así hasta acabar con los 35g, de este modo los "hilos" de masa saldrán de forma continua y no se partirán (Espero haber explicado esto bien...) Cuando hayamos terminado con toda la masa, nos quedará un montoncito hilado que aplastaremos en el centro con el tapón de una botella (o cualquier otra cosa) Cuando lo retiremos tendremos hecho nuestro nido. Precalentamos el horno a 160ºC y los introducimos durante 15 minutos. Pasado el tiempo los retiramos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez fríos procedemos a preparar el relleno y para ello ponemos la nata con el chocolate troceado en un recipiente apto para el microondas y lo calentamos de 30 en 30 segundos, removiendo entre medias hasta que el chocolate se haya disuelto por completo. Con esta mezcla rellenamos los nidos, dejamos que endurezca un poco y colocamos los caramelos a modo de decoración. Dejar endurecer el relleno por completo y servir.





¡¡¡Feliz Semana Santa!!!

Rollo Bugs Bunny y como decorar bizcochos de forma fácil / Recetas para pascua.



Uff!, no sé por donde empezar a contaros como surgió esta receta. El caso es que hace ya algunos años vi por primera vez un bizcocho decorado (aunque no recuerdo donde) Me pareció una idea genial hasta que leí como se hacía... Veamos, hasta ahora (o por lo menos es lo que siempre veo cuando alguien publica algo de este estilo) hay que hacer dos masas, una para la masa del bizcocho y otra diferente para el dibujo, además, tenemos que meter la bandeja donde lo vamos a cocinar en el congelador para que la masa que formará el dibujo endurezca y de este modo no se vaya todo al garete cuando pongamos la otra encima, con lo que ya hay que contar con que tenemos un congelador y además uno en el que nos quepa la bandeja. A mí todo esto me ha parecido siempre un rollazo (quizá por eso no se haya extendido demasiado) así que cuando vi aquí como lo habían preparado, me quedé con la copla y trasladé la técnica a mi bizcocho para brazos de gitano favorito, que no es otro que el que hice para los phoskitos y que ha tantos os ha encantado. Ya lo veréis en la elaboración pero es que no puede ser más sencillo y creo que la podéis adaptar a cualquier receta de bizcocho que queráis y además podréis dibujar toooooooodo lo que se os ocurra!

La idea del relleno, vino de la mano de mi gran amigo Víctor Ramil, de La cocina de Cueneno, me preguntaba por la receta de aquella tarta de nuestra infancia (y que casi siempre la preparaban nuestras tías) que eran capas de galletas, bizcochos o suizos y una deliciosa crema  de zanahoria (seguro que muchos os acordáis) y que estaba bueníiiiiisima (y conste que a mi la zanahoria no me hace ni pizca de gracia)  Bueno, pues pensé en traerla de nuevo a la actualidad con un look más renovado. En serio, aunque os parezca que no os va a gustar, darle una oportunidad, que no os "corte el rollo" el hecho de que el relleno sea de zanahoria y coco. Es realmente una delicia y además va a sorprender allá a donde lo llevéis :)

Vayamos con la receta...


Ingredientes para la plancha de bizcocho:
  • 50g de leche
  • 50g de aceite
  • 4 yemas de huevo
  • 4 claras de huevo
  • 70g de azúcar
  • 80g de harina
  • Una pizca de sal
  • Colorante verde
  • Colorante naranja

Para la crema de zanahoria
  • 500g de zanahorias cocidas
  • 100g de coco deshidratado
  • 180 g de azúcar
  • Un chorro de brandy (Opcional)
preparación:

Lo primero que haremos será preparar el dibujo que vamos a hacer en el bizcocho. Dado el relleno de la preparación, me decanté por unas zanahorias (pero podemos dibujar lo que queramos) Lo único que hay que hacer es calcarlas en el papel de horno que pondremos en la bandeja donde vamos a cocer el bizcocho (tendremos la precaución de poner el dibujo con la tinta hacia abajo, para que no esté en contacto con la masa)...


Una vez esto listo comenzamos con la receta y para ello, mezclamos 20g de azúcar con 50g de leche y 50g de aceite. Removemos hasta que no se noten las piedritas de azúcar. En ese momento añadimos 80g de harina y a continuación las 4 yemas de huevo. Remover solo hasta mezclar.

Batimos las claras con los 50g de azúcar restantes añadiéndolas en tres veces hasta formar picos suaves. Añadimos las claras al compuesto anterior, mezclando con movimientos envolventes.
Una vez formada la masa, ponemos dos cucharadas de ella en un recipiente con una pizca de colorante naranja, y una cucharada en otro con una pizca del colorante verde. Removemos con cuidado para igualar el color...


Introducimos los colores en una manga pastelera (ya veis que yo he usado bolsas de congelar) Y comenzamos a repasar las líneas del dibujo correspondientes al color que hayamos escogido, en este caso, el verde...


Continuamos dibujando la parte correspondiente a otro color ( en esta caso naranja) Una vez terminado llevamos al horno durante  exactamente un minuto (con el horno ya precalentado a 160ºC) Pasado el tiempo, retiramos la bandeja del horno y añadimos sobre nuestros dibujos el resto de la masa.(Al estar el dibujo semi cocido, no se despega del papel ni se deforma, quedando perfectamente definido)...


 Extendemos bien para nivelarla y llevamos al horno durante 15 minutos...


 Retiramos y volcamos la plancha de bizcocho sobre un papel vegetal, retiramos el que lo cubre...


 y le damos la vuelta de nuevo, de modo que los motivos queden boca abajo (para que luego al enrollar queden por la parte que se va a ver) . Enrollamos con el papel que está debajo y lo dejamos enfriar por completo.


Mientras tanto preparamos la crema de zanahorias. Ponemos las zanahorias a cocer en abundante agua y las retiramos cuando estén tiernas. Las escurrimos bien, las dejamos enfriar y les añadimos el azúcar. Aplastamos bien con un tenedor y le incorporamos el coco. Mezclamos bien y añadimos un chorro de brandy (esto es totalmente opcional).

Desenrollamos el bizcocho y cubrimos con la crema de zanahoria y enrollamos de nuevo...


, cortamos los extremos para que nos quede más bonito y servimos o guardamos en el frigorífico hasta el  momento de consumir.


Y a disfrutar!!





Notas:

Antes de colocar el papel de horno con el dibujo, untaremos la bandeja de mantequilla y así de este modo el papel quedará adherido a ella y no se moverá cuando nos toque "pintar" sobre él.

He utilizado una bandeja de horno de 40 x 25 cm

Ojo con la temperatura y tiempo de horneado. He puesto la que a mí me va bien así que puede variar en vuestros hornos.

Imaginaros todo lo que podéis hacer con vuestros bizcochos! Podéis dibujar cualquier cosa que vaya a juego con el relleno... Fresas, cerezas... Yo ya es raro que haga alguno sin decorar :)

Yo tampoco tengo colorante naranja, pero para conseguirlo ponemos un poquito de colorante rojo y amarillo. Cuanto más rojo, más intenso será el naranja.

Galletas de zanahoria / Recetas para pascua



Me regalaron hace unos días un cortador de galletas con expulsor (luego lo veréis en las fotos del paso a paso) Siempre pensé que estas cosas no funcionaban del todo bien y que al final eras tú la que terminaba retocando la galleta, y más teniendo en cuenta que el susodicho cortador ha salido de un bazar chino...  Pero fíjate que me ha sorprendido y muy gratamente además. Lo único que hay que tener en cuenta es meterlo en harina para que no se quede la masa pegada y las galletas salen perfectas. He hecho una masa muy simple  para animaros a hacerlas, así que espero que por lo menos, lo intentéis.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:

Para la masa de galleta:
  • 200g de harina
  • 60g de mantequilla blanda
  • 80g de azúcar glas
  • 50g de zanahoria rallada (con el rallador pequeño)
Para decorar: (opcional)
  • Chocolate blanco para fundir
  •  Fideos de chocolate ( Podéis poner cualquier otra cosa como decoración, coco, almendra, etc..)
Preparación:

La masa no puede ser más sencilla, unimos todos los ingredientes o bien con las manos o con un robot de cocina hasta formar una bola. La introducimos en la nevera hasta que endurezca (1h aprox) Una vez la masa lista, retiramos una pequeña porción (el resto lo dejamos en la nevera) y la colocamos entre un papel de horno en la parte de abajo y en la superior ponemos papel film. La estiramos con un rodillo y la dejaremos del grosor deseado (Yo las hice finitas)...


Introducimos el cortador en harina, que quede toda la superficie cubierta de harina y lo clavamos en la masa...


Hacemos un poco de presión sobre el cortador para que el dibujo quede bien marcado, levantamos con cuidado y listo! La galleta queda perfectamente definida...


He puesto una bola de chocolate blanco decorando el ojo pero esto no es necesario. Introducimos a horno precalentado a 160ºC durante 12 minutos (Mejor que no tomen color) Las retiramos con una espátula y las dejamos enfriar sobre una rejilla...

Así tal cual ya se pueden servir...


Si queréis una decoración como la de las imágenes tan solo derretís un poco de chocolate blanco y pasáis el borde de las galletas por él. A continuación y antes de que seque, rodáis las galletas por los fideos de chocolate y dejáis secar hasta que el chocolate se endurezca. Servir.


Notas:

Las galletas son deliciosas, con un suave sabor a zanahoria.

Con estas cantidades os salen unas 15 galletas.

Aguantan perfectamente hasta una semana guardadas en una lata.

La masa de la galleta la podemos guardar hasta tres días en la nevera o dos meses en el congelador.

Por supuesto si no tenéis este cortador no pasa nada, podéis hacer las galletas con la forma que más os guste.

Si te animas a preparar esta receta, puedes subir tu foto a nuestro Facebook, estaremos encantados de verla! 

Si os apetece, podéis aromatizar la masa con lo que más os guste, limón, vainilla, etc...

Para un acabado más perfecto, una vez estirada la masa y antes de cortarla, podéis meterla de nuevo en la nevera. (Yo no lo hice) 

Los tiempos y temperatura del horno, siempre son orientivas. Deberéis ajustarlo a vuestro horno.

Carrilleras a la cerveza negra



Y aunque no sea lo más habitual en mí, os propongo una receta salada para celebrar el día del padre. Seguro que ya tenéis en mente el postre, así que he pensado en ofreceros una atractiva y sencilla receta salada para este día tan especial, además y dado los tiempos que corren, también he pensado en que el plato fuese económico y de este modo accesible a la gran mayoría de los bolsillos. Solo añadir que en casa era la primera vez que cocinaba con cerveza negra y ya os adelanto que no será la única, el gusto final es realmente especial, así que, sin miedo!

Vayamos con la receta...





Preparación:

Salpimentamos las carrilleras y las rebozamos en harina. Ponemos un recipiente al fuego con un fondo de aceite de oliva y echamos las carrilleras para sellar el exterior. Cuando estén doradas por ambas caras, las retiramos y en el aceite en el que se han dorado, añadimos la cebolla, el ajo y el pimiento picados, la zanahoria cortada en rodajas y la hoja de laurel. Cuando la cebolla esté pochada, añadimos de nuevo las carrilleras y dejamos al fuego todo junto un par de minutos removiendo entre medias. En este momento, añadimos el tomate también picado, damos una vueltas y esperamos a que el tomate se integre con el resto de ingredientes. En este instante añadimos la cerveza y dejamos hervir 25 minutos hasta que las carrilleras estén tiernas. En algún momento de la cocción rectificamos de sal y una vez transcurrido el tiempo las servimos. Si queréis una presentación como la de las fotografías, ponéis las carrilleras en un recipiente apto para el horno y pintáis con huevo el borde...

Colocáis un trozo de masa encima del recipiente y presionáis los bordes para que se adhieran al huevo que hemos puesto antes. Procurad que la masa os quede tensa...


Introducir a horno precalentado a 200ºC hasta que la masa esté dorada y servir de inmediato.



*Notas:

Si vais a presentar el plato como en las imágenes, podéis hacerlo como ahí en versión individual o todas juntas en un recipiente más grande. De ambas maneras queda muy lucido.

Los 800g de carrilleras eran exactamente 10 piezas, para que os hagáis una idea del tamaño.

Podéis colocar cualquier tipo de masa, hojaldre, quebrada o de pan. Con cualquiera de ellas queda bien. La de las imágenes es masa quebrada.

Podéis sustituir las carrilleras de cerdo por ternera o por cualquier otra carne que os guste y se preste para la receta.

He utilizado cerveza negra guinness  y aunque podéis poner otra, el sabor que otorga esta cerveza es inconfundible.

Phoskitos caseros



Me encantan los phoskitos!!! Sería capaz de comerme todos los que hay en el mundo y no sé si me llegarían :) Así que ante esta gran demanda, no me ha quedado más remedio que ponerme a hacerlos. Con esta receta ocurre exactamente lo mismo que con los donuts, imposible igualarlos en sabor, pero no por esto que nadie piense que no están tan ricos como los comerciales o incluso más!! La crema de leche del relleno es deliciosa, ya veréis como os va a gustar, y el bizcocho es uno de mis favoritos para los brazos de gitano porque  creo que es irrompible a pesar de su suavidad  y esponjosidad. Lógicamente, (no nos engañemos) no vamos a conseguir el acabado "profesional" de los phoskitos comerciales, pero... A quién le importa si son caseros??? A mí desde luego no, y si a ti tampoco te importa, no te los pierdas!!!

Vayamos con la receta...



Ingredientes:
Para la plancha de bizcocho:
  • 50g de leche
  • 50g de aceite
  • 4 yemas de huevo
  • 70g de azúcar
  • 80g de harina
  • 4 claras de huevo
  • Una pizca de sal
Para la crema de leche:
  • 100g de nata montada
  • 80g de leche condensada
  • 1 cucharada de  miel
Para la cobertura de chocolate:
  • 200g de chocolate para fundir
  • 50g de agua
  • 50g de mantequilla
Preparación:

Empezamos preparando la plancha de bizcocho. Para ello ponemos en un recipiente la leche, el aceite, las yemas, la harina, 20g de azúcar y la sal. Con unas varillas, removemos hasta mezclar. A parte batimos las claras a punto de nieve y les iremos añadiendo los 50g de azúcar en tres veces. Dejaremos de batir cuando se formen picos suaves. Unimos ambas mezclas con movimientos envolventes y volcamos la crema resultante en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Introducir a horno precalentado a 160ºC durante 15 minutos. Retiramos la plancha de bizcocho del horno y la volcamos sobre un nuevo papel vegetal, retiramos el que ha ido al horno y con el que está debajo enrollamos y lo dejaremos así hasta que se enfríe por completo...


Mientras tanto preparamos la crema de leche, y para ello tan solo hay que mezclar los ingredientes. Una vez frío el bizcocho, lo desenrollamos, lo cubrimos con una fina capa de la crema y lo volvemos a enrollar...


Lo dejamos enfriar una hora en la nevera y procedemos a cortarlo en rodajas de algo más de 1cm. Colocamos las porciones sobre una rejilla (colocando un plato debajo para recoger el chocolate que se va a caer) y las bañamos con cobertura de chocolate que habremos hecho calentando todos los ingredientes juntos en el microondas hasta que le chocolate esté completamente derretido.


Dejar enfriar hasta que el chocolate se endurezca y servir.





Notas:

Durante el tiempo de reposo del bizcocho en la nevera, tenedlo enrollado en el papel para que no se reseque.

Para conseguir un mejor acabado en la cobertura de chocolate sería necesario añadirle manteca de cacao para derretirlo y así dejarlo mucho más liquido. Yo no dispongo de este ingrediente, pero las que tengáis no dudéis en utilizarlo sustituyendo al agua y la mantequilla.



Pasta rellena a los 4 quesos




Lo que en un principio fue una receta de aprovechamiento, se ha convertido en una de las recetas más solicitadas en casa. Nos encanta el queso y siempre tenemos varios en la nevera, como pinchito a media mañana o media tarde, como entrante con el martini del fin de semana, como sobremesa con membrillo o mermelada o como ingrediente de muchos postres, salsas, etc... nuestra nevera siempre está llena de diferentes quesos, casi todos ellos suaves, (no nos gustan los sabores fuertes), y es por esto que a veces me encuentro con pequeños restos, y de ahí salió el plato de hoy. Os incluyo también, la receta de la salsa de tomate que preparo siempre y que hasta que vengan los tomates de huerta, es mi favorita y es la que puse de base en la receta de la provoleta y que algunos me habéis preguntado por ella. Como es habitual, dificultad cero en la elaboración e ingredientes al alcance de todos. Así que,

Vayamos con la receta...


Ingredientes:

Para el relleno de la pasta:
  • 250g de queso mozzarella rallado
  • 100g de queso feta
  • 30g de queso parmesano rallado
  • 60g de queso semicurado rallado
  • 70g de jamón cocido en taquitos pequeños
  • Un huevo batido
Además:
  • Salsa de tomate
      • 20 lumaconi 
      Tipo de pasta utilizada en la receta

      Preparación:

      Lo primero que haremos será preparar la salsa de tomate. Mientras se hace, preparamos el relleno de los  lumaconi uniendo todos los ingredientes hasta formar una pasta (Yo lo hago con las manos) Una vez hecho esto, cocemos los lumaconi en abundante agua con sal y una hoja de laurel durante el tiempo que indique el fabricante.  Rellenamos la pasta y la ponemos sobre una fuente que pueda ir al horno en la que previamente habremos colocado una base de salsa de tomate. Introducimos 15 minutos en el horno precalentado a 180ºC. Servir.




      Notas:

      El concentrado de tomate lo encontráis en el Mercadona. Viene en una lata pequeña y aporta sobre todo, color a las salas.