Pastel inteligente de café, chocolate y Baileys


Ya lo dije cuando publiqué la versión más clásica de este postre, es uno de los favoritos en casa. Sus tres diferenciadas capas, una superior de bizcocho, la intermedia de flan y la inferior de pudín, hacen que casi todos caigan rendidos a sus pies y trocito va, trocito viene, dura un suspiro. Es facilísimo de hacer, con una sola mezcla obtendremos tres postres en uno. Os presento hoy la versión chocolateada con un toque de café y Baileys. Qué os voy a contar!!! Puro vicio!

Vayamos con la receta...


Ingredientes:
  • 4 yemas
  • 4 claras a punto de nieve
  • 500ml de leche tibia
  • 125g de mantequilla derretida y fría
  • 180g de azúcar
  • 100g de harina
  • 2 cucharadas de café soluble
  • 25g de cacao puro en polvo
  • 2 cucharadas de Baileys
Preparación:

Batimos las yemas con el azúcar hasta que se vuelva una crema espumosa. A continuación añadimos la mantequilla y mezclamos bien. En medio vaso de leche caliente, deshacemos el café,el cacao y el Baileys y lo mezclamos con el resto de la leche que añadiremos al batido de yemas seguido de la harina. Montamos las claras a punto de nieve y las mezclamos con movimientos envolventes. Volcamos la mezcla resultante en un molde cuadrado o rectangular hondo untando de mantequilla y espolvoreado de harina. Llevamos a horno precalentado a 180ºC durante 10 minutos y luego a 160ºC durante 40 minutos más. (Comprobaremos que está cocido pinchando en el centro con un palillo, si este sale limpio, el pastel está en su punto) Dejar enfriar por completo, cortar en porciones y servir.



Notas:

El medio vaso de leche que utilizaremos para diluir el café y el cacao, lo retiraremos de la leche total que nos pide la receta.

Después de añadir la harina y antes de incorporar las claras, colad la mezcla para evitar posibles grumos. En este mismo punto, os recomiendo que la probéis y rectifiquéis de azúcar a vuestro gusto.

Montad  e incorporad las claras cuando os lo pide la receta, es decir, al final. No montéis las claras al principio y las dejéis reposando hasta el momento de incorporarlas, hacerlo cuando lo pide la receta. El punto exacto de montado de las claras, es cuando al dar la vuelta al recipiente donde se están montando, éstas no se caen. Incorporarlas con movimientos envolventes y lo justo y necesario para integrarlas.

Dejarlo enfriar bien antes de servirlo.

La versión clásica de este dulce pinchando Aquí

Disfrutadlo!