Bollos suizos... De calabaza!!


Ya sabéis lo que me gusta ponerle calabaza a las masas, es qué ganan tanto!! Ya me atreví este año con el roscón de reyes (Y el próximo repito receta seguro) así que no podía dejar de ponérsela a los deliciosos bollos suizos. Las masas quedan super esponjosas, y ese color???? Inconfundible el color que le otorga la calabaza a las masas, las hace realmente atractivas. No hay quien pueda con la bollería casera, así que creo que no necesito convenceros para que os imaginéis que esta receta vale mucho la pena. Son deliciosos, congelan estupendamente, valen para rellenar de cosas saladas o dulces, a mí me chiflan con el colacao... Qué queréis que os diga!! Qué si no la haces, pues tú te lo pierdes.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:
  • 450g de harina de fuerza
  • 80g de leche entera
  • 60g de mantequilla blanda
  • 60g de azúcar
  • 110g de huevo
  • 100g de puré de calabaza
  • 12g de levadura fresca de panadería

Además:
  • Azúcar
  • Unas gotas de licor de anís

Preparación:

Disolvemos la levadura en la leche y la ponemos en el bol de nuestra amasadora, añadimos el azúcar, la leche, la mantequilla en trozos, el huevo,  el puré de calabaza, la harina y la sal. Comenzamos el amasado en una velocidad baja, y a medida que se vayan integrando los ingredientes subimos a velocidad media hasta que se forme una bola de masa suave y elástica que no se pegue a las manos (o se pegue ligeramente pero se pueda trabajar) Retiramos la masa a un recipiente amplio untado de una fina capa de aceite y la dejamos levar hasta que aumente el doble su volumen. (Yo las masas las tapo con un paño caliente húmedo) Transcurrido el tiempo dividimos la masa en porciones de unos 70g aprox. y formamos bollos que dejaremos levar de nuevo. Una vez han fermentado, les practicamos un corte a lo largo con ayuda de una cuchilla o cuchillo muy afilado, los pintamos de huevo batido y encima ponemos un poco de azúcar humedecido con el anís. Metemos a horno precalentado a 200ºC durante unos 10 minutos o hasta que veamos que tienen un bonito color dorado por su superficie. Dejar en enfriar y servir.



Notas:

Ojo con la cantidad de harina, en esta y en todas las recetas. No todas las harinas absorven igual así que debemos ser comedidos con las cantidades que nos indican. Poner menos cantidad como punto de partida e ir añadiendo en caso necesario. Un exceso de harina hará que nos queden piedras en vez de bollos. En estos casos es siempre mejor quedarse cortos.

Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

Si utilizáis la panificadora, seguid las instrucciones del fabricante. Pinchando Aquí encontraréis el enlace a los primeros bollos suizos que hice utilizando la panificadora, la receta cuenta con su paso a paso en fotos. La elaboración es exactamente igual a ésta.

Tened cuidado con el levado de los bollos cuando practiquéis el corte. Si os pasáis de levado, cuando cortéis se os vendrán abajo. En cuanto notéis que aumentan ya podéis cortar. Si os pasara que se os baja la masa, no le hagáis el corte y hornearlos sin cortar.

Con estas cantidades os salen unos 10 bollos suizos.

Disfrutadlos!

Copas Drácula


Estas copas estáaaaaaaaaaaaaaaaaan... De muerte!! La receta es una adaptación (muy adaptada) del libro "Chocolate" de Maxine Clark y aunque están pensadas para Halloween, cualquier época o día del año es ideal para disfrutar de esta delicia que además es muy facilita de hacer. La combinación de la mermelada, el yogur y la mousse de chocolate, resulta un espectáculo en el paladar. Probadlas y me contáis.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:

Para la capa roja: 
Mermelada de frambuesa

Para la capa blanca: 
Yogur natural azucarado

Para la capa mousse de chocolate: 
200g de chocolate para postres Valor 70% 
3 Cucharadas de café expresso bien fuerte
25g de mantequilla en cubos
Una cucharada de Baileys
5 cucharadas de azúcar
3 huevos separados en claras y yemas

Además:
Cacao en polvo


Preparación:

Comenzamos preparando la mousse. Para ello derretimos al baño María el chocolate junto con la mantequilla y el café. Añadimos el licor y mezclamos bien. Retiramos del fuego cuando esté todo bien derretido y mezclado y así en caliente añadimos las yemas removiendo continuamente (De este modo ayudamos a cocerlas ligeramente)

Montamos las claras a punto de nieve y durante el montado vamos añadiendo poco a poco las cinco cucharadas de azúcar, cuando estén firmes añadimos una buena cucharada a la crema de chocolate y mezclamos para aligerarla. Terminamos de añadir el resto de las claras con movimientos envolventes. 

Colocamos en las copas o vasos dos cucharadas de mermelada de frambuesa y encima una cucharada de yogur. Terminamos de llenar nuestras copas con la mousse de chocolate y llevamos a la nevera 5 horas o hasta el día siguiente. Espolvorear de cacao en polvo antes de servir.


Notas:

La mermelada de frambuesa la he calentado para licuarla y la he colado para eliminar las pepitas.

Para la capa blanca, he utilizado yogur desnatado edulcorado pero podéis poner un poco de queso crema con azúcar, nata montada, yogur griego...

He utilizado huevos medianos

Con estas cantidades os salen 5 copas como la de las imágenes.

Disfrutadlas!

Croquembouche paso a paso



Tengo que contaros la historia de como se hizo esta receta. En primer lugar empezaré diciendo para quien no lo sepa, que el croquembouche es una tarta francesa, generalmente formada por profiteroles unidos entre sí por caramelo, muy impactante visualmente y que suele servirse en reuniones de mucho postín, bodas, etc... Su nombre le viene por el sonido crujiente al morderlo producido por el caramelo.

Al igual que me ocurría con la pavlova,  este postre me metía un respeto de mucho cuidado. Realmente solo hay que verlo para pensar "uff, a esto no me atrevo yo" He visto croquembouches de pocos profiteroles que no me imponen tanto, pero estas torres tan grandes (este croquembouche está compuesto por 61 profiteroles) me daban un miedo del copón. Tened en cuenta que yo soy como la mayoría de vosotros, una persona que simplemente le gusta la cocina, que no soy profesional ni tengo formación para serlo. Bueno, aclarado esto, yo me he buscado la vida para poder servirlo en casa de la mejor manera que he podido, que para un profesional no será la mejor, por supuesto, pero a mí eso me trae sin cuidado porque vuelvo a repetir que yo no lo soy. Para mí lo que cuenta, es que desde hace ya unos meses, preparo croquembouches en casa con una tranquilidad pasmosa, sin miedo a que me salga mal o no me salga y dejando a todo el mundo absolutamente asombrado, porque imaginaros después de una comida o cena, poner esto en la mesa. Decir que te hacen la ola, es poco.

Este fue el primer croquembouche que hice, aunque tampoco estoy siendo sincera del todo. En realidad yo preparé los elementos, es decir, el día de antes, dejé horneados los profiteroles e hice la crema pastelera. Unos momentos antes del montaje, hice el caramelo y hasta aquí puedo leer. A partir de este punto yo agarré la cámara (para poder mostraros todo el proceso) y "nuestromodelo" se encargó de montar el croquembouche y podéis creerme que si él lo hizo, cualquiera puede, y no es por subestimarlo, pero lo más parecido que había visto en su vida a un profiterol es una manzana, jamás había trabajado con caramelo ni hecho nada parecido. Creo que entre hacerlo él y un niño de 10 años no encontraríamos diferencia alguna. Así que venga,

Vayamos con la receta...


Ingredientes: 
Para el caramelo:
  • 500g de azúcar
  • 100ml de agua
  • Una cucharada sopera de miel (Usad una suave para que no se note su sabor)
Preparación del caramelo:
Ponemos el agua y el azúcar en un cazo al fuego, cuando el azúcar se disuelva y comience a hervir, añadimos la miel, ponemos a fuego medio y dejamos cocer hasta que tome color caramelo o hasta alcanzar los 165ºC. En este punto lo retiramos y comenzamos con el montaje.

Para montar el croquembouche:
Comenzamos preparando el molde. Para ello hacemos un cono con una cartulina del tamaño que queramos y lo forramos con papel vegetal. Colocamos el cono sobre otro papel vegetal y lo untamos de una fina capa de aceite o con spray desmoldante....


Escogemos un profiterol al azar, procuraremos que la base del profiterol quede hacia dentro, es decir, en contacto con el cono. El lado que va a quedar sobre el papel vegetal que está de base, lo mojamos en el caramelo y lo colocamos en su lugar ejerciendo una ligera presión para fijarlo. El segundo profiterol, ya no podremos escogerlo al alzar pues tendremos que seleccionar el que mejor encaje con el primero intentando en la medida de lo posible que coincidan en altura y tamaño...


A partir de este momento, seguiremos el mismo procedimiento que hasta ahora de la siguiente manera:

Cogemos un profiterol, lo colocamos al lado del último que hemos puesto y comprobamos que encaje lo mejor posible en su hueco correspondiente. Una vez cerciorados de que así es, lo mojamos en el caramelo y lo fijamos en su lugar.

Así hasta completar la primera fila. La segunda la haremos exactamente de la misma manera pero colocaremos el primer profiterol justo entre la unión de dos de la primera fila...


Recordad, es muy sencillo y siempre hay que seguir la misma dinámica. Escogemos un profiterol y nos aseguramos de que encaja lo mejor posible donde lo queremos colocar, (girándolo las veces que sea necesario para evitar que nos queden huecos demasiado grandes). Una vez nos hemos asegurado de su posición, lo mojamos en su base y en el lado contra el que va a ir unido al que le precede y lo fijamos...


Poco a poco iremos completando nuestra croquembouche...

A medida que vayamos completando nuestra croquembouche y vayamos llegando al final, seleccionaremos los profiteroles más pequeños para el cierre...


Una vez hemos terminado, llega el momento de retirar el molde. Lo único que tenemos que hacer es sujetar con firmeza pero con mucho cuidado  nuestra croquembouche y levantarla. Es muy probable que el molde haya quedado ligeramente pegado pero con tirar de él sale sin mayor dificultad.


Con el caramelo sobrante haremos la decoración final. Para ello utilizaremos dos tenedores que mojaremos en el caramelo, los unimos de modo que queden en contacto uno con el otro por su parte trasera y al separarlos estiraremos hasta conseguir los hilos que colocaremos de forma armoniosa sobre nuestra croquembouche...


Y esto es todo lo que hay que hacer. No me digáis que no ha sido fácil. De verdad, intentarlo, es un postre sensacional, muy impactante visualmente y que repetirés, estoy segura, muchas veces. En mi casa estas próximas navidades no faltará!!


Notas:

Preparad el molde con antelación o por lo menos antes de hacer el caramelo.

Yo usé el termómetro para hacer el caramelo. No por nada especial, realmente no es necesario, solo con fijarse en el color que va tomando no hay pérdida, pero lo saqué del fuego antes de los 165ºC que recomienda la receta, lo retiré a los 150ºC por si acaso tenía que volver a calentarlo, ya sabéis (Y si no os lo digo) que con las fotos, todo se alarga muchísimo y corría el riesgo de que el azúcar se endureciera antes de terminar de montar el croquembouche, como así fue y si esto ocurre no pasa nada, se vuelve a poner al fuego hasta dejarlo líquido de nuevo, así que no lo dejéis de un color muy oscuro por si os pasa esto, tener margen de maniobra. Dicho queda.

El tamaño del cono que he usado por si lo queréis hacer igual es de 30 cm de alto y una circunferencia en su base de 12 cm.

Se han necesitado 61 profiteroles para completar este croquembouche. He hecho el triple de los ingredientes de la receta que os indico y me sobraron profiteroles. Si esto os pasa, que sepáis que congelan perfectamente.

Comenzar la base de la croquembouche con los profiteroles más grandes y terminar con los más pequeños.

El primer profiterol solo lo mojamos en caramelo en su base. Los siguientes en su base y el lateral que esté contacto con otro profiterol para asegurarnos de que quedan unidos entre si.

De vez en cuando, os separáis un poco y miráis que todo lleve una estética armónica. Es decir que no os vayan quedando profieroles unos más arriba que otros unos más hacia adentro que otros, etc... Es decir, comprobamos que todo vaya estéticamente correcto.

No vayáis con prisas a la hora de colocar los profiteroles por miedo a que se endurezca el caramelo. Tenéis margen suficiente para montar la croquembouche sin que esto suceda y de todos modos si ocurriera, os lo repito de nuevo, con llevarlo otra vez al fuego lo dejamos líquido de nuevo y continuamos con la receta.

A "nuestromodelo" los hilos de caramelo no le salieron bien, también es cierto que el caramelo ya había sido recalentado varias veces y no estaba como debería, así que vamos a perdonárselo, ¿no?

Por favor, muchíiiiiismo cuidado cuando estéis manipulando el caramelo, es muy fácil quemarse con él.

Como era la primera vez que lo hacía, y por si acaso, lo dejé sumamente sencillo pero podéis rellenar los profiteroles de cualquier crema que os guste o incluso de varias cremas. También podéis decorar los profiteroles en su parte superior con chocolate, fondant, etc...

Podéis guardar el molde para futuros usos. Y de hecho deberíais. 

Para servir el croquembouche, solo hay que ir cogiendo trozos (de tantos profiteroles como queramos) empezando por la parte de arriba. El caramelo queda como una finísima capa de cristal que parte sin mayor problema. Así es como hay que servirlo.

Disfrutadlo!

Donuts de chocolate al horno ( ¡Con mm´s! )



Ya sabéis que no soy demasiado fan del chocolate, pero con estos donuts hago una excepción, están taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan y taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaan buenos, tenéis que hacerlos, absolutamente deliciosos, riquísimos, sublimes y ya no se que más poner para convenceros. Muy esponjosos y tiernos, sabrosos, en su punto justo de azúcar y de chocolate. Y lo mejor de todo, son muy fáciles de hacer y están hechos al horno. De verdad no lo dudéis, es una maravilla desayunar o merendar con ellos. Sé que os encantarán, lo sé, lo sé.

Vayamos con la receta...



Ingredientes  para la masa de los donuts:

180g de harina de trigo
30g de cacao puro en polvo (Valor)
8g de levadura química 
120g de azúcar
140g de huevo
1 cucharada de esencia de vainilla
70g de yogur
100g de nata (35% materia grasa)
60g de aceite de girasol

Ingredientes para el glaseado de chocolate:

125g de azúcar glas
25g de cacao puro en polvo (Valor)
3 cucharadas soperas de agua hirviendo

Para decorar:
mm´s


Preparación:

Unimos y tamizamos la harina con el cacao, la levadura y el azúcar. Por otro lado mezclamos los huevos con el yogur la nata, el aceite y la esencia. finalmente unimos todos los ingredientes mezclando bien hasta obtener una crema homogénea y la repartimos en los moldes para donut. Llevamos a horno precalentado a 160ºC (calor arriba y abajo y aire) unos 12 minutos o hasta que estén cocidos (comprobarlo pinchando con un palo de brocheta) Retirarlos, dejarlos reposar en el molde unos 5 minutos y terminamos de enfriarlos sobre una rejilla...


Mientras tanto preparamos el glaseado uniendo y tamizando el azúcar glas con el cacao en polvo. Añadimos las cucharadas de agua y mezclamos bien con cuidado de que no nos queden grumos (si la mezcla resultase muy espesa añadiremos más agua) Bañamos la mitad de cada donut  en esta mezcla, dejando escurrir el exceso de chocolate y decorando con los mm´s. Servir cuando el glaseado esté seco.


Notas:

Con estas cantidades os saldrán unos 12 donuts. No llenéis más de la mitad del molde con la masa o subirán en exceso durante el horneado y se os tapara el agujero central (que tampoco pasa nada si ocurre, pero más bonitos están si esto no sucede)

El donut por si mismo está justito de azúcar, pero con el glaseado quedan con el dulzor perfecto. Si no se lo vais a poner, añadir más azúcar a la masa. (La cantidad a vuestro gusto)

He metido la masa de los donuts en un bolsa de congelar y he cortado una de sus puntas. De esta forma es más fácil rellenar los moldes.

Una vez colocada la crema en los moldes, dar un par de golpes contra la mesa de trabajo para nivelar la superficie.

He usado un molde de silicona para donuts que encontré una tienda aquí donde yo vivo. Los donuts que salen son de tamaño un poco más pequeño que los comerciales pero tampoco son tan pequeños como los típicos moldes de mini donuts que son los que más se suelen encontrar. Os lo digo por que si disponéis de uno de estos, os saldrán más cantidad de donuts.

El yogur que sea natural cremoso o griego. Son los de mejor textura para esta receta.

El peso de los huevos es sin cáscara.

Esta receta es una adaptación de esta otra

Disfrutadlos!

Galletas de mayonesa y mm´s





En casa solo a mi marido le gusta la mayonesa, y tampoco en exceso. Cuando preparo langostinos por ejemplo, le gusta mojarlos en algo de mayonesa y otra cosa a tener en cuenta, solo le gusta la de bote, la casera ni en pintura. Así que por muy pequeño que sea el tarro, la mayonesa sobrante siempre termina en la basura. Por ese motivo el día que me puse a hacer galletas, decidí sustituir el huevo por el mismo peso en mayonesa y quedaron unas galletas deliciosas, la mayonesa obviamente no se nota, así que ya lo sabéis, si os sobra mayonesa... Galletas!

Vayamos con la receta...

Ingredientes:

50g de azúcar moreno
50g de azúcar blanco común
60g de mantequilla fría
60g de mayonesa fría
Una cucharada de esencia de vainilla
150g de harina de trigo normal o de repostería
Media cucharadita de levadura química tipo Royal
mm´s


Preparación:

Precalentamos el horno a 160ºC. Calor arriba y abajo y aire.
Tamizamos la harina con la levadura. Reservamos.
Batimos los dos tipos de azúcar con la mantequilla y la mayonesa hasta formar una crema. En ese instante y sin dejar de batir, añadimos la esencia de vainilla. Cuando estos ingredientes estén bien incorporados, añadimos la harina reservada hasta mezclarla. A continuación cogemos pequeñas porciones de masa y le damos forma de bola girándolas entre las dos manos y las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Las aplastamos un poco con la palma de la mano y las decoramos con los mm´s. Introducimos al horno durante 15 minutos a 160ºC. Retirar y dejar enfriar sobre una rejilla. Servir.



Notas:

Hice galletas de 16/20g cada una. Con estas cantidades os saldrán unas 20.

Utilizo siempre mantequilla con sal. Si no disponéis de ella, añadid a la receta una pizca de este ingrediente.

Si no disponéis de un horno con aire, subid 20ºC la temperatura. 
Disfrutadlas!

Pastel de galletas y chocolate (Sin horno)


No sé vosotros, pero yo en verano procuro cocinar lo menos posible o por lo menos los días de sol y calor (que viviendo en Galicia no son muchos) Me pillas en cualquier sitio menos en la cocina. También aprovecho para que mis comidas sean menos elaboradas y a la hora de preparar cualquier carne o pescado suelo inclinarme por hacerlos a la plancha. Más rápido, más limpio y más sano. Para los postres, procuro que sean igualmente fáciles de hacer y sobre todo y a ser posible, que no tenga que encender el horno. Ya os he comentado en alguna ocasión que tengo unos cuantos sobrinos de corta edad que me visitan de vez en cuando y me gusta tenerles alguna "chuchería" para darles. 
Es el caso de la receta de hoy. A los niños les encanta, se prepara en un momentito y apenas hay que cocinar.

Vayamos con la receta...


Ingredientes:

400g de nutella
300g de chocolate para fundir
Una pizca de sal
Una cucharada de esencia de vainilla
Galletas rectangulares
mm´s

Preparación:

Forramos un molde de cake con papel film o de horno. Reservamos.

Ponemos al baño María la nutella con el chocolate y la sal. Damos vueltas hasta que el chocolate se derrita por completo, retiramos del fuego y añadimos la cucharada de esencia. Removemos para integrar.  Colocamos una primera capa de galletas en el molde que teníamos reservado y encima cuatro cucharadas de la crema de chocolate. De nuevo otra capa de galletas y así sucesivamente hasta terminar con la crema de chocolate. Colocamos los mm´s en la superficie y llevamos a la nevera por espacio de 5 horas o mejor de un día para otro. Retirar y servir cortado en porciones.


Notas:
Podéis usar chocolate negro o con leche. A vuestra elección.
He utilizado un molde de cake para un litro de capacidad.
Retirar el pastel de la nevera 10 minutos antes de servirlo para que no esté excesivamente duro a la hora del corte.
Los mm´s le dan la nota de color que este pastel necesita.
Disfrutadlo!

Helado express de nata, dulce de leche y mm´s de chocolate


Hacer helados en casa resulta bastante sencillo. En cuanto aprendes a hacer dos o tres, ya se abre ante ti todo un mundo de posibilidades, donde solo la imaginación de cada uno pondrá los límites. Los hay que tienen una base de crema inglesa que luego se mezcla con mil y un ingredientes a nuestro gusto y suelen resultar los más cremosos. Los polos, que los podemos hacer con frutas, con zumos, etc.. y cuya base suele ser un almíbar hecho con agua y azúcar. Luego están los express, como el de hoy. No necesitas nada, solo mezclar tres ingredientes y en pocas horas podrás disfrutar de un cremoso y delicioso helado hecho en casa. Os doy mi palabra de que el resultado es muy bueno y sin necesidad de usar la heladera. Probadlo y me contáis!!!

Vayamos con la receta...

Ingredientes:
  • 500ml de nata para montar muy fría (35% materia grasa)
  • 400g de dulce de leche
  • Dos buenos puñados de mm´s
Además:
  • Sirope de caramelo
  • mm´s


Preparación:

Montamos la nata a velocidad máxima hasta que esté firme, en ese momento añadimos el dulce de leche y volvemos a batir lo justo y  necesario para que ambos ingredientes se integren. Añadimos los mm´s y removemos con una espátula para repartirlos. Colocamos la mezcla resultante en un recipiente y llevamos al congelador un mínimo de 5 horas. Retirar, dejar a temperatura ambiente 10 minutos y servir.

Notas:

Con estas cantidades os sale un montón de helado, así que podéis reducir los ingredientes a la mitad si os viene mejor.

A la hora de servirlo le añadí un buen chorro de sirope de caramelo y unos mm´s machacados.

Hace unos meses grabé una vídeo receta para la web de mm´s. Unas deliciosas barritas de cereales y chocolate blanco que podréis ver como las preparo pinchando en las imágenes:

https://www.youtube.com/watch?v=F3pbFstx7Co

https://www.youtube.com/watch?v=F3pbFstx7Co

Tarta de nata



Hoy os traigo una tarta sencillísima de hacer  pero que es realmente deliciosa. Esta tarta es muy típica en Portugal "Tarte de natas" es como se la conoce allí. Podéis perfectamente imaginaros su sabor, pues se trata de nata montada, azucarada con leche condensada al gusto y cuajada con gelatina para que aguante la forma. Simplemente es decorarla con galletas y ya está. La forma tradicional de presentarla es con galletas María o similares pero yo he usado oreos que me gustan más y así tengo más contraste en los colores.

Aprovecharé este post, para contestar a las preguntas y dudas que habéis tenido sobre el nuevo robot de cocina "Assistent de Electrolux" y del que os hablé cuando publiqué las Cristinas de crema. Una de las cuestiones es sobre el segundo bol que viene como complemento adicional, os recuerdo que trae dos, pero el secundario es algo más pequeño que el principal y no tiene asa. Yo éste lo tengo siempre en el congelador y me viene estupendamente para cuando tengo que montar nata (como en la receta de hoy) ya sabéis que la nata debe estar muy muy fría y el bol donde se bate también para obtener una nata con cuerpo y que no se baje.

Otra de las dudas era su precio. Durante este mes de Mayo su precio es de 299€, muy inferior a otras batidoras/amasadoras muy similares.

Ahora que la he probado durante un par de semanas, debo de decir que se comporta bien y hace lo que se espera de ella. En realidad es como tener a una persona ayudándote en la cocina, y más teniendo en cuenta que las cosas han cambiado mucho ya que ahora cocinamos nuestro propio pan, hacemos nuestra propia pasta, etc... Una de las mayores ventajas es que es extremadamente potente gracias a sus 1000w de potencia y además le podremos incorporar otros accesorios adicionales como un set de pasta, de ensaladas y una picadora de carne.

Os dejo el enlace a la página oficial de Electrolux por si queréis consultar más en profundidad todos los detalles y características de este magnífico robot de cocina: Electrolux

Y ahora sí,

Vayamos con la receta...


Ingredientes:
  • 160g de galletas oreo (sin la parte blanca)
  • 20g de mantequilla derretida
  • 300ml  de nata para montar (35% materia grasa)
  • 100g de leche condensada
  • 4 hojas de gelatina
Además:
  • Azúcar glas para decorar

Preparación:

Forramos la base y las paredes de un molde desmontable con papel de horno. Trituramos la mitad de las galletas hasta hacerlas polvo (80g) y las mezclamos con la mantequilla. Las colocamos de base en el molde y reservamos en la nevera.

Introducimos la gelatina en abundante agua fría y la dejamos hidratarse durante 10 minutos.Transcurrido el tiempo, calentamos en el microondas la leche condensada y deshacemos en ella las hojas de gelatina previamente escurridas. Removemos bien hasta que se diluyan completamente y reservamos. Montamos la nata hasta que esté firme, (yo monté un litro de nata que necesité para otras cosas y me quedé alucinada con la potencia de batido. En pocos segundos estaba lista!)


Unimos la leche condensada con la nata, lo haremos poco a poco y con movimientos envolventes, con mucho cuidado de que la nata no se baje. Colocamos esta mezcla sobre la base de galletas y llevamos dos horas al congelador o a la nevera de un día para otro. Colocamos el resto de las galletas trituradas en la parte superior y decoramos con azúcar glas y con ayuda de alguna plantilla. Servir.


Notas:

He utilizado un molde de 20cm de diámetro.

El peso de las galletas oreo es sin la parte blanca.

Es super importante que no incorporéis la leche condensada estando caliente a la nata. Tenéis que esperar a que esté a temperatura ambiente.

Ya sabéis que para montar la nata, ésta debe estar muy fría al igual que el recipiente donde se vaya a montar.

No es necesario un montado super firme de la nata. Con que esté espesa es suficiente.

Una vez tengáis mezclada la nata con la leche condensada, probáis si os gusta de dulce, pudiendo añadir más cantidad a vuestro gusto, pero tened en cuenta que siendo solo nata y leche condensada, podéis convertir una deliciosa tarta en un tarta empalagosa.

Para no manchar los laterales de este tipo de tartas, tenéis que decorarlas con el molde puesto. Espolvoreáis lo que proceda, en este caso las galletas oreo y el azúcar glas, y después se retira el molde.

Disfrutadla!

Os dejo unas imágenes del robot de cocina de Electrolux. La verdad es que es precioso!!


Os informo que debido a las circunstancias personales por las que atravieso actualmente, las publicaciones no tendrán la asiduidad de costumbre y se volverán más esporádicas. Os pido disculpas por adelantado. Gracias.

Cristinas de crema


En algunas ocasiones, muchos de vosotros me habéis pedido consejo a la hora de escoger vuestros electrodomésticos. En la mayoría de esas ocasiones, no he podido responderos de una forma concreta, pues a parte de no tener los conocimientos necesarios para poder hacerlo, no he probado todos los aparatos disponibles en el mercado. Pero de lo que sí puedo hablar, es de los que he utilizado y trabajado con ellos. Es el objetivo del post de hoy. Hoy os voy a hablar de una nueva batidora/amasadora que ha salido al mercado y que viene de la mano de Electrolux. Se trata del robot de cocina "Assisten"

Me gusta esto de que a los blogueros nos den la oportunidad de probar productos nuevos que van saliendo y poder dar nuestra opinión sobre ellos. Bien es cierto que no todo lo que se cuenta por la red es verdadero o real, por eso hay que buscar sitios de confianza, donde la opinión sea libre y veraz, y no esté condicionada por acuerdos comerciales ni de ningún otro tipo. Dicho esto, os contaré en dos post, mi experiencia con este robot de cocina y prometo intentar no llevarme por la emoción para daros una opinión lo más imparcial posible y de este modo poder ayudar a aquellos que estén pensando en adquirir un aparato de este tipo o cambiar el que ya tienen.

Empezaré contando que en el momento en el que desembalaba el robot de cocina, la sensación de robusted que nos ofrece salta a la vista, no pasa inadvertida, lo que hace suponer que tendremos un aparato que nos durará muuuuchos años.

Lo siguiente que me sorprendió y que hizo además que me saliera una sonrisa, es que viene con dos bol de acero inoxidable!!! Se ve que estos de Electrolux se han informado y han escuchado a los usuarios de este tipo de amasadoras que tantas veces han reclamado la necesidad de disponer de dos bol mezcladores. Pues éste, los tiene. El mayor y principal tiene una capacidad de 4.8l y el secundario de 2.9l y como ya he dicho, ambos son de acero inoxidable. Hay que reconocer que aquí han dado en el clavo.

El robot viene con cuatro accesorios: Batidor, batidor de varillas, gancho amasador y tapa antisalpicaduras.

Cabe destacar además su buena apariencia y diseño, con lo que lo podremos lucir en nuestra encimera. Está disponible en dos colores: rojo y negro metalizados.


Llega el momento de utilizarla y la verdad es que no solo no defrauda, si no que sigue sorprendiendo. Este robot de cocina, cuenta con 10 velocidades y un motor de 1000w de potencia, casi nada!!! La rueda de selección de velocidad cuenta con iluminación LED azul y lo mejor de todo es que el bol también está iluminado con LED blanca, lo que nos ayudará a captar hasta el mínimo detalle de lo que estemos preparando, como la textura de una masa, crema, etc...

Me apetecía estrenarla con una masa levada y  probar su función amasadora, así que me decidí por unas Cristinas de crema, que es uno de mis bollos favoritos desde que soy niña. En las pastelerías de mi pueblo, se pueden encontrar dos versiones de este dulce. Las de crema, que son las que os presento hoy y las que más me gustan y las de nata, cuya superficie está bañada en chocolate y no en azúcar glas.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:
  • 100g de huevo (Vienen siendo dos huevos medianos)
  • 80g de leche entera y a temperatura ambiente
  • 30g de azúcar
  • 60g de mantequilla blanda
  • 20g de copos de puré de patata (Es el preparado comercial para hacer puré de patata. En la mayoría de los super)
  • Una cucharadita de sal
  • 250g de harina de fuerza
  • 10g de levadura fresca de panadería

Para el relleno:

Para decorar:
  • Azúcar glas

Preparación:

Colocamos todos los ingredientes en el orden mencionado en el bol del robot de cocina. La levadura la deshacemos con las manos y la dejamos caer en forma de lluvia sobre la harina...


Colocamos el gancho amasador y seleccionamos la velocidad uno. En cuanto la harina esté integrada subimos la velocidad al dos y dejamos amasar exactamente 10 minutos...


Transcurrido el tiempo tendremos nuestra masa lista...



Retiramos la masa formando una bola y la dejamos levar en otro recipiente untado de aceite hasta que aumente el doble su volumen. Pasado el tiempo, formamos bollos de 80g cada uno y los dejamos reposar de nuevo hasta que vuelvan a crecer. ( Unos 45 minutos aprox.)


Precalentamos el horno a 180ºC e introducimos nuestros bollitos hasta que estén dorados. Retiramos y dejamos enfriar. Una vez completamente fríos los cortamos al medio sin llegar al final y los rellenamos de crema pastelera con ayuda de una manga. Espolvoreamos la superficie con azúcar glas y servimos.



Notas:

La masa de las Cristinas podéis hacerla a mano de la siguiente manera: colocáis la harina en la mesa de trabajo en forma de volcán, junto con el azúcar, la levadura desmenuzada y la sal. Colocáis el resto de los ingredientes en el centro y amasáis con las manos hasta obtener una masa suave y elástica.

Con estas cantidades salen 6 Cristinas de 80g y una un poco más pequeña. 

En el momento de cortarlas para rellenarlas, no hagáis un corte recto al medio, procurad que sea ligeramente diagonal (de arriba abajo) esto ayudara a que el relleno no se escape a la hora de morderlas. 

Rellenad solo las Cristinas que vayáis a consumir. Si ya están rellenas deberéis guardarlas en la nevera. Los bollos los podéis congelar y consumir en cualquier otro momento.


Bombones de mantequilla de cacahuete y M&M´s



Hay que ver que vicio tengo con la mantequilla de cacahuete! Cualquier día la añado a los guisos porque ya es lo que me falta ;) Qué ricos están estos bombones con ese corazón lleno de esta deliciosa mantequilla y decorados con los siempre coloridos y divertidos M&M´s. Estos pequeños discos de delicioso chocolate hacen más atractiva cualquier receta. Ideales para cualquier momento del día, como postre, picoteo, o simplemente para regalar.

Vayamos con la receta...



Ingredientes:

Para la capa de chocolate:
  • 50g de chocolate negro para fundir
  • 40g de chocolate blanco
  • Una cucharadita de manteca de cerdo
para el relleno de mantequilla de cacahuete:
  • 60g de mantequilla de cacahuete
  • 20g de mantequilla
  • 20g de azúcar glas
Además para decorar:
Preparación:

Derretimos en el microondas el chocolate negro partido, con la manteca de cerdo de 30 en 30 segundos removiendo entre medias. Una vez derretido, añadimos el chocolate blanco en trocitos o rallado y dejamos reposar un par de minutos. Transcurrido el tiempo removemos bien para que ambos chocolates se fundan y obtener un color homogéneo. Con ayuda de un pincel, vamos pintando toda la superficie, hasta el borde, de los moldes que vayamos a utilizar para nuestros bombones. Una vez toda la superficie cubierta de chocolate, los llevamos a la nevera hasta que la capa enfríe y endurezca. Repetiremos este proceso una vez más y mientras tanto preparamos el relleno. Llevamos al microondas ambas mantequillas hasta que se fundan y mezclamos bien junto con el azúcar glas. Cuando esta mezcla pierda calor, rellenamos con ella nuestros bombones, llevamos a la nevera hasta que el relleno tome cuerpo y cubrimos con más chocolate derretido. Dejamos enfriar por completo, desmoldamos con cuidado y decoramos con los deliciosos M&M´s.




Notas:

Si una vez hemos añadido el chocolate blanco, éste no se disuelve completamente con el calor del chocolate negro, le damos un golpe de micro hasta que esté perfectamente derretido.

No rellenar los bombones hasta arriba del todo. Dejar un borde para luego poder taparlos con más chocolate.

Los M&M´s no hace falta pegarlos con nada. Simplemente con un poquito de fricción ya se quedan unidos.

Con estas cantidades salen unos 12 bombones de tamaño medio.

Podéis ver más recetas con M&M´s e incluso participar vosotros mismos en su página MMS Make

Disfrutadlos!