Tarta de chocolate, caramelo y cacahuetes (Sin horno)


El verano pasado ha sido apoteósico en Galicia, en especial en las rías baixas. Hemos tenido unas temperaturas históricas, con un calor al que estamos poco acostumbrados. La tarta de hoy la hice un día que marcaba 37ºC. Literalmente se desintegraba a medida que pasaban los minutos fuera de la nevera. Cómo me costó sacarle las fotos y fue casi un milagro conseguir desmoldarla sin que se rompiese, pero aguantó estoicamente la postura y se dejó hacer.

Qué deciros de la receta. Es un manjar para los amantes del chocolate. Lo tiene todo: Base de oreo, una maravillosa salsa de caramelo casera, unos tropezones en forma de cacahuetes salados que le quedan espectaculares, cubiertos de una exquisita ganache de chocolate y por si esto fuera poco, coronada con galletas pretzel que le dan un toque crocante. Yo no le pondría nada más, creo... 

Es muy fácil de hacer, no necesita horno y si nos faltan las galletas, pues no se las ponemos, no pasa nada por esto, la tarta estará igualmente deliciosa. Podemos sustituir los cacahuetes por conguitos por ejemplo, aunque viene a ser lo mismo, o poner lacasitos si es para niños y los podemos utilizar también para la decoración. También podemos servirla acompañada de un poco de nata montada pero esto ya para los súper golosos. Combinarla con los que más os guste, sutituir ingredientes si alguno no es de vuestro agrado pero no dejéis de hacerla porque es un auténtico pecado de lo buena que está.




Ingredientes para la base (molde redondo desmontable de 18cm):
160g de galletas oreo
40g de mantequilla a punto pomada

Para la salsa de caramelo:
150ml de nata 35% MG
100g de azúcar blanco
50ml de agua
50g de mantequilla 

Capa de chocolate:
150ml de nata
150g de chocolate negro
30g de mantequilla
Una cucharadita de café soluble
Una pizca de sal

Además:
60g de cacahuetes salados
Galletas pretzel


Preparación:

Empezamos preparando la base. Trituramos las galletas hasta hacerlas polvo, las mezclamos con la mantequilla a punto pomada y las colocamos, haciendo presión, sobre la base y los laterales del molde. Si queremos una base crujiente, la horneamos 10 minutos a 180ºC, sino, la metemos en la nevera mientras seguimos con la receta.

Preparamos la salsa de caramelo del siguiente modo: Calentamos la nata hasta casi ebullición y reservamos. Llevamos un cazo a fuego medio con el agua y el azúcar (en este orden para evitar la formación de cristales)  hasta que el azúcar se disuelva y tome color caramelo. Llegados a este punto, retiramos del fuego y añadimos la nata con muuuucho cuidado pues echará mucho humo y subirá un montón, con lo que corremos riesgo de quemarnos. Una vez toda incorporada añadimos la mantequilla y devolvemos de nuevo al fuego hasta que todos los ingredientes se integren y la mezcla comience a espesar. Retiramos y dejamos que pierda calor (con el reposo la salsa espesará considerablemente) Vertemos la salsa sobre la base de galletas hasta cubrir el fondo (debería sobrarnos un poco) y encima de esta colocamos los cacahuetes salados distribuyéndolos de forma uniforme. Reservamos en la nevera mientras preparamos la capa de chocolate.

Colocamos en un recipiente el chocolate troceado, el café, la sal y la mantequilla. Reservamos. Ponemos la nata en un recipiente al fuego y llevamos a ebullición, retiramos del calor y la vertemos sobre el chocolate reservado. Dejamos reposar un minuto y removemos enérgicamente hasta obtener una crema homogénea y brillante.

Vertemos en la base de galleta, sobre la crema de caramelo y cacahuetes. Colocamos las pretzel si lo deseamos y dejamos en la nevera un mínimo de tres horas. Desmoldar y servir.


Notas:

La salsa de caramelo es absolutamente deliciosa. Si todavía no la habéis probado, no dejéis pasar más tiempo, pues es muy fácil de elaborar y una vez hecha aguanta un montón de tiempo si la conservamos en un bote de cierre hermético en la nevera. Si queremos alargar mucho más su conservación también podemos congelarla durante 3 meses. Generalmente, utilizo mantequilla con sal para elaborarla pero no lo he hecho así en esta ocasión porque ya va incorporada en los cacahuetes. Pero si la queréis emplear para otra cosa, os recomiendo utilizar mantequilla con sal o que añadáis a la receta media cucharadita.

Podemos variar la textura de la salsa de caramelo según el uso que le vayamos a dar de diferentes formas. Imaginemos que la queremos utilizar para salsear helados, bizcochos, tortitas, endulzar bebidas o como acompañamiento de alguna tarta, pues una vez añadidos todos los ingredientes la llevamos de nuevo al fuego como se indica en la receta y en cuanto estén integrados la retiramos. Si por el contrario la queremos como capa en una tarta o pastel, como en este caso, necesitamos que esté más espesa y la dejaremos cocer un poco más de tiempo. Tened en cuenta que al enfriar espesa considarablemente. Otra forma de dejarla más o menos líquida es aumentando o disminuyendo la cantidad de nata, aunque yo prefiero jugar con el tiempo de cocción. Si una vez terminada y fría la salsa, nos ha quedado demasiado líquida para el uso que le queremos dar, será suficiente con devolverla al fuego y dejarla cocer un poco más para conseguir la textura deseada.

Espero que os haya gustado la receta de hoy y nos vemos en la próxima. ¡Un abrazo!

11 comentarios:

  1. Dias de Azucar dijo...
  2. Creo que no pueda resistirme a ella...qué presencia...y qué rica tiene que estar...madre mía..., Besines!!!

  3. Ruth Miranda dijo...
  4. yuuuum!!!
    https://bloglairdutemps.blogspot.pt/

  5. conchi dijo...
  6. Aigggg, me muero por un trozo de tu tarta!!!! Impresionante!! Bss.

  7. Esther Outón dijo...
  8. Solo decirte !!!! IMPRESIONANTE!!!! Pero como siempre claro, hoy hice el bizcocho de castañas con tu receta , esta de cine, lomalo es que esas fotos no me salieron pero el bizcocho un éxito, me encantan tus recetas guapa..Besss

  9. Clara Brito dijo...
  10. Hummm que pecado divinal.

    Beijinhos,
    Clarinha
    http://receitasetruquesdaclarinha.blogspot.pt/2016/10/crumble-de-4-frutos.html

  11. Soraya Mariano dijo...
  12. Que pinta, de este finde no pasa que la haga. Gracias!!

  13. nieves dijo...
  14. Con lo que le gustan a mi hija los postres con chocolate, si ve esta tarta se muere. Preciosa y seguramente que exquisita!!

    Un besín.

  15. Tamara&Gemma El Secreto Endulzado dijo...
  16. Nos ha encantadooooooo!!!! ;)

  17. mistica dijo...
  18. Queria saber el tipo y medida de molde que usas. Gracias

  19. Kanela Y Limón dijo...
  20. Hola mistica, lo pone en la receta pero te lo digo encantada. Molde redondo desmontable de 18cm.

    Un saludo!

  21. mistica dijo...
  22. Tienes razón. Gracias.
    La hice este fin de semana y es una BOMBA de tarta. La base de oreo la hice con leche (en lugar de mantequilla) y la hornee, buenísima. La salsa de caramelo un espectáculo. Y la decore con las galletas saladas. No pudimos repetir, pero a todo el mundo le gusto.

Publicar un comentario en la entrada